MORELIA, Mich., 17 de mayo de 2019.- La consolidación de la cuenta pública es un modelo ideal, pero la realidad es otra y se tiene que enfrentar e interpretar, afirmó el secretario de Administración del Consejo del Poder Judicial Francisco Aquiles Gaitán, quien defendió la transparencia de los procesos contables en ese poder.

“Nosotros hablamos de números duros y nuestra consolidación es de 86.19, nuestros sistemas están claros y sujetos a auditoría interna, se practica la puntualidad y honestidad, aquí nadie puede decir fulanito se está robando las cosas o metiendo documentos falsos en materia administrativa; si hay algún señalamiento estamos en disposición de aclararlo”.

En entrevista con Quadratín consideró que la contabilidad es el arte de clasificar, registrar y resumir que implica libertad de criterio, pero al sujetarse a un chaleco de fuerza que es la Ley de Contabilidad se atropella ese criterio y entonces se tiene que explicar desde la perspectiva de los fines y medios del federalismo contable.

El fin es que todos tengan las mismas cuentas, un sistema uniforme, que se pueda hacer la cuenta de todos los municipios, de los estados y de la federación, lo cual es correcto, pero difícil de alcanzar porque la Secretaría de Finanzas y Administración tiene un sistema de evaluación diferente al que tiene la Auditoría Superior de Michoacán.

Explicó que en el caso del Poder Judicial no se alcanzó el 100 por ciento de la consolidación de su cuenta 2018 por detalles que posteriormente se aclararon, porque su resultado global es de 86.19 con un llenado inicial de los formatos en un 99.85 por ciento, una validación inicial de 65.05 y una solventación de 99.85.

Esos detalles se refieren a la calificación por los reactivos de la evaluación que se tienen para todos los organismos públicos descentralizados, el Ejecutivo, Legislativo, Judicial, los municipios y los organismos autónomos.

Como ejemplo mencionó que una de las preguntas es sobre el registro en una cuenta de activo los derechos patrimoniales que tengan en los fideicomisos sin estructura orgánica, mandatos y contratos análogos, en la que le pusieron un dos, cuando no el Judicial no tiene fideicomisos.

Otra pregunta es sobre el registro contable, presupuestario y patrimonial de las operaciones realizadas con los recursos federales que reciben los gobiernos de las entidades federativas, de los municipios, conforme a los momentos contables y clasificaciones de programas y fuentes de financiamiento, en la que también le pusieron un dos, pese a que no reciben recursos federales.

Lo que se puede considerar una falla por la que también tuvo una calificación de dos es por no realizar todos los pagos mediante transferencia electrónica tiene una justificación ya que únicamente es en el caso de algunas mujeres que reciben pensión alimenticia pero que de suspenderse el pago serían sancionados por el juez por no entregar el recurso para atender el derecho superior que tienen los menores a la alimentación.

El funcionario judicial señaló que todas las observaciones fueron solventadas, pero no pueden hacerlo en el momento, deben esperar a que se les notifique y entonces hacen las aclaraciones necesarias.

“Es el procedimiento que de manera indigna se llama consolidación, consolidar es unir las partes, todos los resultados financieros se consolidan con la Secretaría de finanzas y ellos entregan la cuenta al Congreso del Estado; yo tengo mi sistema contable y el de presupuesto conforme a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, entonces es problema de ellos que no se pueda consolidar”.

Además, consolida las cuentas de todos los municipios que son como el lado oscuro de la luna, todos saben que están ahí, pero nadie los conoce, no se sabe que pasa allá, no tienen un sistema, computadoras ni capacitación, no tienen nada y eso hay que explicarlo para que todos podamos entenderlo antes de señalar y castigar.