MORELIA, Mich., 23 de octubre de 2018. – Alrededor de 150 personas provenientes de colonias afectadas por las inundaciones, fueron las que acudieron a recibir alimentos y asistencia médica en el auditorio Servando Chávez, no obstante, solamente 60 pernoctaron en las instalaciones.

En una visita a este auditorio, el director Carlos Hernández manifestó que “hemos estado recibiendo alrededor de 150 personas sin embargo no todos se quedaron a dormir son en su mayoría mujeres, adultos mayores y niños, porque los hombres adultos prefieren quedarse en su domicilio para cuidar su bienes”.

En las instalaciones del auditorio también se instaló un espacio especial para las personas que se encuentran enfermas, de tal modo que se encuentren más protegidas.

Daniela Herrera, fue enviada al albergue por su tío, ya que el agua alcanzó más del metro, situación que la ponía en riesgo a ella y su pequeño de brazos.

“Me trajeron aquí los del ayuntamiento, mi tío me dijo que me viniera porque estoy embarazada. Nos pasaron a los dos al médico, nos dieron cobijas y alimento. Ahorita no sé cómo está mi casa, porque no me responden. Estamos esperando a que me digan si vienen por mi o me voy sola”, explicó.

La señora Magdalena, una mujer de la tercera edad, también fue llevada por sus familiares porque su casa, contigua al ferrocarril, también se inundó.

En la corta memoria que le queda, señaló que el agua le había llegado a su casa y que los Bomberos de Morelia la habían rescatado.

La señora Eloísa, vecina de la colonia Primo Tapia Oriente, pasó la noche junto con sus mejores hijas en el albergue y hasta ahora no tiene noticia de las condiciones en que se encuentra su casa.

“La pasé muy bien, nos dieron cobijas y cama. A nosotros se nos metió el agua, como otras veces. Se nos mojo todo, la ropa, las cobijas… Mi sobrina me dijo que me fuera a dormir a su casa, pero nos quedaba más cerca aquí”, aseguró.

La situación de los vecinos de las 10 colonias con mayores afectaciones aún no está definida, los trabajos de limpieza no han concluido y gruesas nubes han comenzado a formarse en el cielo moreliano. En tanto que en el Centro Histórico ya se hicieron presentes las primeras gotas de agua.