MORELIA, Mich., 22 de septiembre de 2018.- La capital michoacana tiene una de las tasas de desocupación más altas del país, con aproximadamente un 4.5 por ciento de la población económicamente activa.

Así lo reportó el economista Heliodoro Gil Corona, quien señaló que a pesar de estos números, la situación no es tan notoria debido a dos factores: el grado de informalidad laboral y la recepción de remesas.

El coordinador de Proyectos Estratégicos del Colegio de Economistas del Estado, expuso que al menos, seis de cada 10 trabajadores de Morelia son informales y que la ciudad concentra el 12 por ciento de las remesas del estado.

El especialista agregó que de manera anual la capital recibe en promedio 6 mil 500 millones de pesos por concepto de remesas familiares, lo que estimó, representa tres veces el presupuesto del gobierno municipal.

“Eso hace que compense lo que el municipio no puede realizar en términos formales”, manifestó Gil Corona, al señalar que el presupuesto de Morelia permite atender apenas los servicios básicos pero no en términos productivos.

El economista indicó que a nivel nacional la tasa de desocupación se encuentra en 3.4 por ciento, es decir, que se encuentra por arriba de esta. Mientras que representa el doble de la que existe a nivel estatal con un 1.9 por ciento.

En este sentido, consideró que la actividad económica de la capital michoacana debería de ser más variada y llegar también a las tenencias, y no concentrarse únicamente en el turismo del Centro Histórico.