URUAPAN, Mich., 12 de junio de 2019.- La secretaria de Salud en Michoacán, Diana Carpio Ríos, reveló que desde su llegada a la dependencia estatal detectó la presencia de “aviadores”, pero no quiso mencionar de cuántos trabajadores de trata.

Sin embargo, la funcionaria afirmó que este personal que cobraba sin trabajar ya fue dado de baja y que ahora el proceso continúa con el cotejo, uno por uno, de los 18 mil trabajadores adscritos a la dependencia estatal, como parte de la digitalización de la nómina.

Lo anterior, tras hablar sobre la posibilidad de firmar o no el convenio para transferir a la federación los servicios y la nómina del sector salud. Proceso al que, por cierto, aún no le queda claro al gobernador Silvano Aureoles, al considerar que falta claridad.

“Estamos avanzando en el proyecto de trabajo con el Gobierno federal. La federalización no está sujeto a una firma, es una tarea de muchos procesos, como la identificación digital de toda la nómina y el proyecto de la red de servicios de atención primaria”, expuso.

Sobre la red de servicios de atención primaria, Carpio Ríos informó que en julio se firmará un convenio con el Gobierno federal para el retorno de 134 millones de pesos del desparecido y ahora modificado programa Prospera. 

Detalló que este recurso será destinado para unidades de atención primaria a la salud de poblaciones con bajo índice de desarrollo.