MORELIA, Mich., 21 de septiembre de 2018.- La remodelación de las oficinas de los diputados inició en el Congreso del Estado, así como la limpieza profunda de enseres como los frigobares que los anteriores legisladores dejaron sucios por dentro y por fuera.

Con el pretexto de que había una gotera, la remodelación comenzó por el rincón donde fue ubicado el vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática Humberto González Villagómez, al fondo a la izquierda de la entrada al recinto parlamentario.

En la segunda planta, subiendo a la izquierda, en el pasillo donde estaban ubicados los cubículos de los diputados del Partido Acción Nacional, un frigobar da cuenta del estado en que algunos legisladores dejaron las cosas que usaron durante tres años.

 

 

No es el uso que los hace ver mal sino la mugre que no limpiaron en mucho tiempo como ese frigobar oxidado por dentro y polvoso y con moronas de pan por fuera, pero que no se pudo saber quien lo tuvo bajo su resguardo, aunque sí que entre los panistas solo había en la oficina del coordinador Héctor Gómez Trujillo y en la del diputado Miguel Ángel Villegas Soto.

Extrañamente, las cortinas de los cubículos que ocuparon los legisladores del Partido Revolucionario Institucional, a la derecha del vestíbulo legislativo, hoy se ven arrugadas y, por su aspecto seguramente serán cambiadas.

El discurso de la 74 Legislatura que se instaló el pasado 15 de septiembre es el de la austeridad y el compromiso es el de reducir al menos en un 30 por ciento el gasto del Poder Legislativo que este 2018 es de 984 millones 436 mil 830 pesos.