CIUDAD DE MÉXICO, 21 de septiembre de 2018.- Derivado de los trabajos de inteligencia, gabinete y campo desarrollados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para esclarecer el ataque del 3 de septiembre en la explanada de la Rectoría de la UNAM, se cumplimentaron tres órdenes de aprehensión contra el mismo número de adolescentes de 17 años de edad, por su probable participación en el delito de motín.

Tras su identificación y ubicación, fueron citados para que se presentaran ante un juez de control especializado en justicia para adolescentes, quien los vinculó a proceso.

Durante la audiencia inicial, el impartidor de justicia les impuso como medida cautelar la presentación mensual en la Unidad de Medidas Cautelares, estar bajo cuidado y vigilancia de sus representantes legales.

Seguir leyendo: Quadratín México