MORELIA, Mich., 23 de noviembre de 2020.- “No estamos negociando nada, con la salud y la vida de la población no se negocia”, expresó Raúl Morón, alcalde de Morelia, ante los reclamos de comerciantes populares que exigen autorización para instalarse, como parte de los festejos guadalupanos, en las inmediaciones del Santuario Guadalupano.

Destacó que si bien uniones comerciales populares llevan a cabo mesas de diálogo con funcionarios estatales, para buscar arribar a un acuerdo que permita la realización de los festejos guadalupanos, en los que de ordinario participan alrededor de mil 200 vendedores informales, “nosotros tenemos una decisión tomada… no estamos negociando nada”.

Reiteró que la suspensión de los festejos guadalupanos, que tuviera lugar en consenso con el estado, el municipio y la Iglesia Católica, es una de cisión que se tomó, con base en la prohibición de celebrar eventos masivos, incluso con motivo de festividades relevantes para el municipio, como las fiestas patrias, la Noche de Muertos y el 20 de noviembre.

“No estamos autorizando eventos masivos, no estamos negociando, porque con la salud y la vida de la gente no se negocia, lo siento, pero así va a ser”, expresó.

Precisó que, aunque los comerciantes que exigen se lleven a cabo los festejos guadalupanos refieren que suman más de ocho meses sin trabajar, “nosotros prácticamente no los hemos parado, no han dejado de trabajar en los mercados y los tianguis”.

Reconoció que la temporada guadalupana es una de las que implica una mayor derrama económica para el comercio popular; sin embargo, por la concentración de vendedores, clientes, peregrinos, fieles y paseantes, resulta inviable permitir que, ante la pandemia de coronavirus (Covid 19) que orilló a la suspensión de los festejos en honor a la Morena del Tepeyac, se autorice la actividad, aún con la implementación de medidas de prevención de contagios.      

Comerciantes informales que tradicionalmente se instalan en las inmediaciones del Santuario Guadalupano reclaman al municipio y el estado la posibilidad de llevar a cabo los festejos de la temporada, con la implementación de medidas de prevención de contagios, como la colocación de filtros sanitarios, módulos para el aseo de manos, distribución de cubrebocas y gel antibacterial, disposición de seguridad privada, entre otras, hasta el momento, sin una respuesta positiva de autoridades estatales y municipales.