MORELIA, Mich., 5 de diciembre de 2019.- La extinción del Seguro Popular implicará el despido de cerca de 800 trabajadores de honorarios en Michoacán, informó el líder sindical de Salud, Fabio Meza Alfaro.

El dirigente de la sección 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), afirmó que el tema es un hecho y que ello se abordó hace unos días durante el Consejo Nacional.

“Este año la federación ha decidido terminar con el Seguro Popular, aquí en Michoacán 800 trabajadores se van a quedar sin empleo y en el país 28 mil”, dijo durante la inauguración d Primer Congreso Internacional de Químicos Clínicos.

Informó que trabajan con la secretaria de Salud, Diana Carpio Ríos y el gobernador Silvano Aureoles, para buscar algún mecanismo mediante el cual ningún trabajador del estado tenga que ser despedido.

“La Secretaría de Salud está haciendo su parte en la federación buscando recursos para que estos compañeros no sean despedidos y nosotros estamos haciendo lo nuestro en el Sindicato Nacional. Esperamos que se resuelva lo más pronto posible”, manifestó.

Y es que el Seguro Popular desaparecerá a partir del primero de enero de 2020, luego de que el Senado de la República aprobara el pasado 14 de noviembre reformas a las leyes General de Salud y de los Institutos Nacionales de Salud para dar paso a la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Muchos de los trabajadores son médicos especialistas, médicos generales, enfermeras y personal administrativo. Son necesarios dentro de la Secretaría de Salud, no es cierto eso que dicen que ya tenemos suficiente personal”, expuso.

Meza Alfaro indicó que en el caso de los trabajadores de base, solo serán reubicados en otras áreas de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM).

Una situación similar ocurrió el 31 de diciembre de 2018 cuando se extinguió el programa federal Prospera, ya que los recursos serían destinados para el Programa de Becas para el Bienestar de Educación Básica.

En el estado esto implicó el cierre de 64 módulos de salud en donde se daba atención primaria a la población, como consulta general, vacunación, atención a mujeres embarazadas y alimentación.

Aunque los 305 trabajadores asignados a este programa no fueron despedidos, en el caso de la entidad, estos tuvieron que ser reasignados a otros centros de salud y hospitales.

Por su parte, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), informó que aun y cuando los procesos de transición hacia el INSABI continúan, no se tiene previsto el despido de ningún trabajador, toda vez que el compromiso con la salud de la población es lo más importante; muestra de ello, fue la continuidad laboral de los miembros del extinto programa Prospera.