Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Cerradas, 600 tienditas por apertura de establecimientos de autoservicio

Oscar Celaya/Quadratín
 
| 22 de junio de 2018 | 23:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 22 de junio de 2018.- Se estima que en la capital michoacana han cerrado alrededor de 600 tienditas de la esquina a causa del crecimiento que han tenido las cadenas comerciales como Oxxo o Bodega Aurrera.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Comerciantes y Vecinos del Centro Histórico (Covechi), Alfonso Guerrero Guadarrama, una tienda Oxxo afecta a los negocios locales en un diámetro de 300 metros a la redonda.

Analizó que el primer año bajan sus cortinas de tres a cinco tienditas y posteriormente lo hacen entre cinco y 10 más, lo que dijo, genera afectaciones a la economía familiar, pues generalmente de ahí se autoemplean.

El empresario estimó que en la ciudad de Morelia están establecidas 120 tiendas Oxxo, que al mes generan mil 800 millones de pesos, aproximadamente, más otras 16 de otras cadenas comerciales, y que estas generan 100 empleos cada una; sin embargo, indicó que, en contraste, se pierden unos 300 puestos laborales en mil metros a la redonda.

Guerrero Guadarrama manifestó que, a raíz de esta situación, desde el año 2007 se inició una campaña de fortalecimiento interno para generar conciencia entre la ciudadanía para comprar en negocios locales.

Agregó que otra de las consecuencias, es que este tipo de cadenas comerciales trabajan mediante el sistema de subcontratación, lo que ocasiona que los impuestos y las ganancias se vayan a otros estados del país.

No obstante, el representante de los vecinos del Centro Histórico, reconoció que son empresas que están legalmente constituidas, pero que la única forma de hacerles frente es “haciendo barrio y comprando local”.