Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Caso Álvaro Obregón: intervino civil en privación de libertad de jóvenes

Cecilia Sierra/Quadratín
 
| 17 de noviembre de 2017 | 23:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 17 de noviembre de 2017. – Los policías municipales de Álvaro Obregón que privaron de la libertad a 10 jóvenes el pasado 29 de julio de 2016 no operaron solos, un hombre vestido de civil también intervino.

 

Geovanni V. P., testigo presencial llevado ante el tribunal de enjuiciamiento este viernes, refirió a los jueces que el día en que su primo y dos amigos fueron llevados por la fuerza de la tienda Los Arcos había un hombre vestido con camisa a cuadros, armado y con mariconera que operaba en contubernio con los policías.

 

Esta no es la primera vez que se hace referencia a un hombre con esta vestimenta. Cristina, otra testigo protegida que rindió testimonio el jueves, describió al juez cómo un hombre de camisa a cuadros, pantalón café, botas café, armado y con mariconera les gritó a los jóvenes ¡Nos vamos a llevar a todos, hijos de su puta madre!

 

La declaración de Cristina y Giovanni no son las únicas que coinciden, en la etapa de la audiencia de  formulación de imputación, se presentó como dato de prueba la entrevista de la dueña de la tienda Los Arcos, quien habló del mismo hombre.

 

No obstante la referencia a este hombre, Geovanni V. P., no aportó datos que pongan al alcalde y los policías imputados en la tienda Los Arcos aquella noche del 29 de julio. El testimonio que dio este viernes se limitó a narrar lo que escuchó y percibió, ya que el hombre vestido de civil lo forzó a dar la espalda a donde acontecían los hechos.

 

Con nerviosismo evidente y siempre evadiendo cruzar miradas con los imputados, Geovanni comentó que después del ingreso de los policías a la tienda y del civil armado, recibió indicaciones de no ver lo que acontecía, dar la espalda y no voltear la mirada. Reduciéndose su testimonio a aquello que pudo percibir con el rabo del ojo.

 

El arribo de Geovanni a la sala fue sorpresa para la defensa, ya que se presumió este se había negado a acudir a dar su testimonio. Sin embargo, tal y como lo hizo Cristina, hizo su entrada acompañado de familia y personal de seguridad, cubierta siempre su cabeza y bajando el rostro, como quien no quiere ser visto.

 

De este caso, en el que se acusa al ex presidente de Álvaro Obregón Juan Carlos Arreygue, aún faltan por presentar a  cinco testigos presenciales: el matrimonio dueño de la tienda Los Arcos, el director de Seguridad Pública de Álvaro Obregón Martín Martínez Correa, un oficial de la Policía Ministerial de nombre Marco Antonio-testigo del asesinato-y Omar García, policía municipal.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales