MORELIA, Mich., 8 de febrero de 2019.- El sector empresarial busca que el Congreso local derogue también los nuevos impuestos ecológicos, al considerar que el gravamen llevaría a la quiebra a las industrias porque implicaría un pago millonario de obligaciones.

“Como están planteados ahorita afecta terriblemente porque llevaría a la quiebra a las industrias, sería pagar millones y millones de pesos al año, lo cual es totalmente absurdo y ridículo”, dijo Ricardo Bernal, presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC).

Este viernes, representantes de diversos organismos empresariales tienen prevista una reunión con diputados integrantes de la comisión de Hacienda para abordar la derogación de los impuestos cedulares y notariales, así como la suspensión de los ecológicos.

Bernal señaló que nunca existió un dialogo con el sector, previo a su aprobación en el paquete fiscal 2019. “Lo hicieron en las rodillas, lo pasaron y realmente nadie lo revisó, esto es un copiar y pegar de una Ley de Zacatecas, lo cual está totalmente rebasado en Michoacán”, agregó.

Actualmente, existe un acuerdo entre el Gobierno del estado y la Junta de Coordinación Política del Congreso local para suspender de manera temporal los nuevos impuestos ecológicos, y el sector empresarial aprovechará este espacio para sostener mesas de trabajo con los legisladores para demostrar que no hay forma de que puedan aplicarse.

Respecto a la posibilidad de anular los impuestos sobre la nómina y el hospedaje, que este año sufrieron un incremento del 50 por ciento, Abelardo Pérez Estrada, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la transformación (Canacintra), reconoció que no existes muchas probabilidades de echarlos abajo.

“Ante la inminente aplicación de estos impuestos, lo que tenemos que hacer es asegurarnos que se utilicen para lo que realmente deben de ser. Los organismos empresariales de ninguna forma pudimos respaldar un impuesto, más allá de si es o no necesario”, apuntó.

Y es que recalcó que durante 15 años el impuesto sobre el hospedaje no se ha utilizado para promocionar al estado en materia turística.

“Lo que estamos intentando es blindar el incremento del impuesto sobre la nómina con un Fideicomiso presidido con mayoría del sector empresarial para transparentar el uso de los recursos, y tener un acuerdo con el Ejecutivo para que el 100 por ciento se utilice, en algún momento, ya no para seguridad o respaldar deuda, sino para generar desarrollo económico en el estado”, manifestó.