MORELIA Mich., 7 de julio de 2020.- Siete de los gobernadores que demandaron la semana pasada la salida del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, hoy se encuentran en semáforo rojo, pese a que en casos como el de Michoacán, los números los ubican por debajo de la media nacional en contagios y muertes por Covid 19.

Así lo indicó el director de Integra Potencia Consulting, Noé Navarrete González, quien agregó que los semáforos dejan ver que sí hay un uso político de la pandemia, y su coloración se usa como castigo para aquellos mandatarios y entidades que, desde el inicio, denunciaron un mal manejo de la pandemia.

Así, sostuvo, Coahuila, Durango, Colima, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, fueron declarados en semáforo rojo, lo que obliga al replanteamiento de sus acciones preventivas en el combate a la pandemia.

Pero lo más grave es que para esas entidades el regreso de la actividad económica se alarga, con el consecuente descontento de varios sectores sociales y productivos que se ven afectados por cierres.

Guanajuato, por ejemplo, que firmó el manifiesto de renuncia y que duplica a Michoacán en número de contagios, fue sustraído del semáforo rojo y mantenido en el color naranja.

En el semáforo anunciado por el subsecretario Hugo López-Gatell para los próximos días, 13 de los 16 estados declarados en rojo son gobernados por partidos distintos a Morena. De ese tamaño fue la selección.