Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Apuesta UMSNH por tratamiento de tumores sin dañar células sanas

Margarita Blanco/Quadratín
 
| 11 de agosto de 2018 | 21:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 11 de agosto de 2018.-En el Laboratorio de Biotecnología Microbiana del  Instituto de Investigaciones Químico Biológicas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se trabaja actualmente en el uso de moléculas que pueden disminuir o eliminar células cancerosas, lo cual representa la posibilidad de tratar el  cáncer sin que el tratamiento afecte a las células sanas como ocurre actualmente con las quimioterapias.

El doctor Jesús Campos García, profesor investigador y responsable de este laboratorio, explicó que en éste se aisló la bacteria Pseudomomas aeruginosa, la cual se encuentra en el medio ambiente, y se seleccionaron sus ciclodipéptidos, que son el principio activo de la misma, los cuales se obtuvieron a baja concentración. Gracias a la biotecnología, en esta  experimentación se generó una pequeña fábrica de estas bacterias.

Posteriormente se obtuvieron cultivos in vitro de células cancerosas de humanos las cuales se les insertó a ratones que desarrollaron un tumor que, dado el tamaño de estos animales, resultó evidente. Posteriormente se les trató con la bacteria mencionada, con lo que se logró una disminución de esta malformación y, en algunos casos, su desaparición.

Este experimento incluyó la inserción en ratones de células normales y posteriormente recibieron el mismo tratamiento con esta bacteria, con el objetivo de servir como “testigos”, es decir, para poder comparar los efectos de este tratamiento.

La aplicación de estas pequeñas moléculas, una vez que se realicen los protocolos necesarios para ello, puede incidir en inhibir el crecimiento o proliferación de tumores en humanos y con ello se podrían sanar células dañadas, por ejemplo en el caso de cáncer cervicouterno o de colon.

Una de las ventajas del tratamiento de pacientes con cáncer con esta bacteria consistiría en que este tratamiento se enfocaría a disminuir o desaparecer las células cancerosas, sin afectar las que se encuentran sanas, como ocurre actualmente con las quimioterapias, lo que redundaría en beneficio de la salud de los pacientes, de modo que disminuirían los efectos secundarios.

Además, su costo sería bajo, dado que esta bacteria se puede extraer de diversos organismos que se encuentran en la naturaleza en forma abundante y el desarrollo de la tecnología para obtenerla podría mejorarse a partir de su comercialización, a comparación con las actuales quimioterapias, cuyo costo en hospitales particulares varía entre diez y dieciocho mil pesos.

Esta investigación se encuentra en etapa de experimentación, en espera de su  siguiente etapa, en la cual el Sector Salud o una empresa comercializadora podría probar el uso de esta bacteria en grupos de experimentación con humanos voluntarios, tanto sanos como enfermos, con el objetivo de medir su potencial para sanar el cáncer, explicó Campos García.

Para proteger los resultados de este desarrollo, actualmente se encuentra en proceso la gestión de una patente ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual. Además, los resultados de fueron publicados en la revista Molecules, especializada en el tema.

Esta investigación ayudaría a disminuir la cifra de  ochenta mil defunciones por cáncer cada año en México, de acuerdo al director del Instituto Nacional de Cancerología, Abelardo Meneses, quien explicó que siete de cada diez casos que se presentan en ese instituto y en otros que ofrecen servicios de salud se encuentran en etapas avanzadas, por lo que es más difícil controlarlos.