MORELIA, Mich., 13 de noviembre de 2019.- Antros, bares y similares que produzcan ruido excesivo y no implementen mecanismos para su contención no podrán obtener o renovar sus licencias de funcionamiento municipal en 2020, afirmó Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento.

Explicó que pese a la proliferación de establecimientos para la venta y consumo de bebidas embriagantes y oferta de música viva en el Centro Histórico, persiste un sector de la población que “por muchos años” ha radicado en la zona, “familias y adultos mayores que viven en el primer cuadro y se quejan del ruido excesivo que ocasionan algunos negocios”.

Ello ha ocasionado que solucionar la problemática sea una cuestión inaplazable, por lo que desde, tentativamente, del jueves 14 de noviembre comenzará un operativo de notificación de esta resolución entre empresas del rubro.

El secretario del Ayuntamiento expuso que la expectativa es que el sonido producido en antros, bares y similares sea inaudible a partir de 50 metros del inmueble, para buscar reducir afectaciones a habitantes de la zona centro de Morelia.

En la capital michoacana existen aproximadamente dos mil establecimientos especializados en la venta y consumo de alcohol que producen altos niveles de ruido.

De este universo, son 45 los sitios que de forma recurrente son penalizados por la administración pública por incurrir en la generación de ruido en niveles superiores a los definidos por la norma, 66 decibelios en horario diurno y 64, el horario nocturno.

Hasta ahora, el municipio ha captado 175 quejas de ciudadanos por la producción excesiva de ruido en estos negocios.