MORELIA, Mich., 8 de agosto de 2020.-El mensaje es demoledor.

Pero más que eso, es el mensajero.

La muerte, vestida en túnica negra se apareció en Las Tarascas.

Con una enorme guadaña un rostro terrorífico forjado en oro, la muerte invitaba al abrazo, práctica común que según las autoridades  sanitarias es la principal causa de contagio de Covid 19.


La muerte portaba una pancarta que recordaba a los conductores que coincidían en Madero y Acueducto, a quien habían abrazado hoy, en recordatorio de que la sana distancia es una de las medidas más efectivas para evitar contagios del padecimiento del siglo.

La emblemática figura, integrante de aquellos cuatro jinetes del apocalipsis que el apóstol Juan describió en sus escritos, se lanzó a las calles para concientizar a la población sobre el cuidado y la necesidad de intensificar las medidas sanitarias para romper la ola de contagios.

Durante los últimos días, Morelia se ha mantenido como el punto de mayor preocupación, incluso por encima de Lázaro Cárdenas, por el disparo de contagios y de casos activos.

Por más de una semana, Morelia encabeza el número de contagios y ayer viernes registró 22 nuevos casos para cerrar con mil 652.

Integra Potencia Consulting explicó que si el gobierno municipal no asume su papel en el manejo de la pandemia, Morelia podría dispararse.

La empresa de Noé Navarrete detalló que hasta el pasado 4 de agosto, Morelia era líder en casos activos con un total de 339 hasta el día ayer lunes, que también registró 588  casos sospechosos y 111 decesos, indicadores que deben prender las alertas de las autoridades.