MORELIA, Mich., 12 de julio de 2019.- El abasto de vacunas en la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) alcanza para máximo un mes, reportó su titular Diana Carpio Ríos.

La encargada de la política de salud en el estado negó que actualmente exista un desabasto de los biológicos, pero reconoció que existe una ministración muy controlada por parte del Gobierno federal, ya que se juntó la licitación para la compra de medicamentos y vacunas.

“Tenemos una ministración muy controlada de la vacuna ahorita porque la Federación, con el tema de la compra centralizada, retrasó un poco el envío normal de las vacunas y estamos en espera. Se supone que en julio empieza la ministración de todo lo que se compró centralizado”, explicó.  

Sin embargo, el pasado 2 de julio, en el Centro de Salud Urbano de Morelia, ubicado en la calle Benito Juárez del Centro Histórico, le negaron a una madre de familia la aplicación de cuatro vacunas para prevenir la tosferina, tétanos, difteria e influenza tipo B, para su hija de cinco años, informándole que estarían disponibles hasta octubre.

Carpio Ríos indicó que no tuvieron por qué haberle negado la aplicación de las vacunas, y notificó que este mismo mes la Federación deberá mandar al estado la compra centralizada, que servirá para cubrir los esquemas de vacunación para menores de cinco años.

“Son 14 vacunas diferentes en el esquema de los menores de cinco años y lo que ocurrió es que por primera vez las vacunas no se compraron por el Centro Nacional de Vacunación de manera independiente que el resto de los insumos, sino que entraron al paquete general de esta compra que anunciaron a nivel federal, que se acaba de resolver hace unos días y seguramente en este mes se regularizará el abasto”, indicó.

Aunque no pudo señalar el número de vacunas que esperan, la secretaria de Salud apuntó que servirían para todo un semestre.

“Nos mandan para el 100 por ciento de nuestros niños, no es un tema mensual, la vacuna depende de los esquemas incompletos, siempre se puede reponer el esquema de vacunación de un niño. Gastamos alrededor de 40 millones de pesos al años en vacunas”, agregó.

Sobre el nuevo modelo de licitación que lleva a cabo la Federación, Carpio Ríos refirió que se juntó la de medicamentos con vacunas, retrasándose en tres ocasiones y que fue hasta la cuarta cuando hubo un fallo. “El surtimiento empezó en este mes, entonces no deben de tardar en llegar”, agregó.

Carpio Ríos dijo sentirse tranquila, ya que durante las semanas nacionales de salud se completan los esquemas de vacunación y que en el estado existe una cobertura del 90 por ciento.