MORELIA, Mich., 12 de octubre de 2018.- Furor causó entre los diputados de la 74 Legislatura del Congreso del Estado la propuesta de la diputada Araceli Saucedo Reyes de armonizar la Constitución Política del Estado con la normativa federal y la convencional, en materia de protección y respeto de los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes, ya que por unanimidad la suscribieron.

Los datos que dio en tribuna para sustentar su propuesta mostraron la necesidad de la reforma para darle un enfoque basado en derechos a la aplicación el concepto del interés superior del niño como concepto primordial en la toma de decisiones.

Señaló que la baja talla para la edad, indicador de desnutrición crónica, continúa siendo un problema de salud pública en Michoacán ya que 12 de cada 100 niños y niñas menores de cinco años de edad la presentan y esa alta prevalencia es de gran trascendencia dados los efectos adversos de la desnutrición crónica en la morbilidad, mortalidad, en el desarrollo psicomotor del niño y en el desempeño intelectual y físico del escolar, el adolescente y el adulto, lo que se traduce en desventajas de por vida en el desarrollo de capacidades.

El grado promedio de escolaridad en el estado es de 7.4, lo que equivale a poco más de primer año de secundaria, además que de cada 100 personas de 15 años y más 10.7 no tienen ningún grado de escolaridad, 61.8 tienen la educación básica terminada; 0.4 cuentan con una carrera técnica o comercial con primaria terminada, 14.8 finalizaron la educación media superior, 11.8 concluyeron la educación superior, 0.5 no especificado.

De acuerdo a cifras reportadas por el gobierno del estado, Michoacán se encuentra en el lugar 14 a nivel nacional con mayor índice de trabajo infantil con 100 mil niños, la mitad de ellos empleados como jornaleros en los diversos cultivos agrícolas, de los cuales el 59% solo cuenta educación a nivel primaria, señaló la legisladora por el distrito de Pátzcuaro.

De acuerdo a estimaciones de la UNICEF, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que mide los logros en las dimensiones de salud, educación e ingreso, encontró que para México y Michoacán, entre los niños, niñas y adolescentes, el índice es menor que entre los adultos; y particularmente, la población en primera infancia tenía los menores niveles de IDH. Particularmente, Michoacán se encuentra entre los estados con menor IDH de los niños, niñas y adolescentes en el país, indicó.

La diputada del Partido de la Revolución Democrática consideró que las condiciones de vulnerabilidad y de tutelaje deben ser una prioridad en la instrumentación de políticas públicas con lo cual coincidió la diputada Brenda Fabiola Fraga quien, desde su curul, se sumó a la iniciativa al tiempo que denunció que, por ejemplo, en el choque entre integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y la policía hubo niñas y niños detenidos violentamente a los que se debe proteger de inmediato.

Cristina Portillo Ayala, la secundó señalando que la Ley de los derechos de las niñas, niños y adolescentes fue un logro de la 72 Legislatura de la que ella formó parte por lo que también suscribía la iniciativa que acabó siendo adoptada por todos los diputados presentes en la sesión nocturna del pasado jueves.