MORELIA, Mich., 13 de marzo de 2019.- El gobernador Silvano Aureoles defendió la honorabilidad de los municipios y aseguró que ni el Gobierno estatal ni los alcaldes se pueden robar lo que no existe, porque no hay dinero en las arcas públicas.

Al dar inicio a los trabajos para la presentación de propuestas del Plan Nacional de Desarrollo, Silvano Aureoles recordó que durante la crisis magisterial, el grito de guerra de los maestros fue la exigencia de una auditoría y la persistente acusación de robo de recursos públicos contra el gobierno.

A ello, el perredista insistió en que el problema de la crisis es el déficit financiero que implica el pago de salarios de ese sector, el cual representa más de 3 mil 500 millones de pesos anuales y que a la larga se ha convertido en una deuda difícil de pagar para el Gobierno.

Silvano Aureoles subrayó que tanto Estado como municipios padecen una severa sequía económica que debe ser atenuada con la revisión y modificación de la Ley de Coordinación Fiscal.

Por ello, el titular del Ejecutivo estatal demandó a diputados locales y federales lleven al seno de ambas cámaras esa propuesta y se modifique el sistema de distribución de los recursos para que haya mayor fortaleza financiera.