MORELIA, Mich., 7 de agosto de 2018.- La calificación que obtuvo el Poder Legislativo por parte del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales se mantiene en reserva debido a que fue reprobatoria, pero basta con entrar a su página para comprobar que no ha cumplido prácticamente con ninguno de los rubros que está obligado a transparentar.

La estructura orgánica no abre; las responsabilidades de cada área solo se encuentran las de la Contraloría; las metas y objetivos de cada área solo contiene las de la Auditoría Superior de Michoacán; los indicadores de interés público y los de resultados solo contienen los de la Contraloría, los cuales consisten en los informes trimestrales que el área presenta a al pleno.

La coordinación de comunicación social es de las más avanzadas que se puede consultar en la página los contratos con los medios con los que el Poder Legislativo tiene algún convenio por la publicación de bánneres así como las facturas correspondientes.

El directorio de servidores públicos, las remuneraciones, los gastos de representación y viáticos, el número total de plazas, el número total de vacantes, las contrataciones por honorarios y las declaraciones patrimoniales tampoco están disponibles.

Las convocatorias públicas y sus resultados solo está la que se abrió para designar comisionado del Imaip, y todavía aparece en proceso, el padrón de beneficiarios de programas sociales está en blanco, lo mismo que los de los donativos entregados.

Se ha subido información financiera, pero solo a grandes rubros que no se soportan con el desglose de la información como el inventario del mobiliario y equipo del que no se presenta ninguna factura, como tampoco las hay del pago de rentas o de combustibles.

La información sobre los laudos laborales no corresponde a lo declarado por los funcionarios parlamentarios que afirman haber pagado más de 15 millones de pesos y aunque se presume de haber logrado convenios en la mayoría de los casos dichos documentos no se han subido.

Áreas que parecieran no tener ningún conflicto con la transparencia como la de Editorial, Biblioteca y Archivo no contienen información alguna ya que al activar la pestaña correspondiente únicamente aparecen dos fotografías de la biblioteca.

Inclusive en la portada de la página se incluyó un área infantil y de ludoteca pero en ella no se publicitaron ni los talleres que están ofreciendo este verano, uno de papiroflexia y dos de robótica.

El Poder Legislativo tiene 20 días, a partir del 31 de julio en fue evaluado, para corregir las observaciones que se le hicieron, lo cual no parece posible que se vaya a cumplir, pero después de ese plazo el Imaip comenzará a aplicar multas a los responsables de las áreas que deben proporcionarla.