MORELIA, Mich., 14 de mayo 2015.-El dirigente estatal del Morena, Miguel Ángel Sandoval acusó que los esfuerzos de la Mesa de Seguridad, encabezada por el gobierno estatal, han fracasado, luego de atentando registrado la tarde de este jueves, en el que perdió la vida el candidato a la alcaldía de Yurécuaro, Enrique Hernández y tres personas más resultaran heridas.

Entrevistado vía telefónica, el dirigente partidista recordó que durante la última reunión de la Mesa de Seguridad, Morena advirtió de la presencia de focos rojos en 15 municipios de la entidad, donde se incluyen las 7 regiones.

“No está dando el ancho la mesa”, declaró Miguel Ángel Sandoval, quien exigió una investigación a fondo y rápida sobre los sucesos registrados en dicho municipio, puerta de acceso al estado de Jalisco.

El líder de Morena en la entidad reveló que varios de sus candidatos han sido intimidados por grupos armados, a fin de que depongan la lucha electoral.

El crimen se registra a menos de un mes de los comicios y se ubica en una de las zonas de mayor conflicto de la entidad, donde la presencia de grupos delictivos de Jalisco y Michoacán se disputan la plaza.

Hace 14 días, la escalada de violencia registrada en el estado de Jalisco alcanzó esta zona del Bajío michoacano, donde grupos armados secuestraron 4 automotores y los incendiaron en la autopista de Occidente, a la altura de los municipios de Tanhuato y Vista Hermosa, a 10 kilómetros de Yurécuaro.

El candidato de Morena fue abatido alrededor de las 19:30 horas, tiempo del centro del país, cuando encabezaba acciones proselitistas.

Fuentes gubernamentales indicaron que Enrique Hernández, candidato  del partido izquierdista de Andrés Manuel López Obrador y ex líder de las autodefensas en ese lugar, fue sorprendido en el centro de Yurécuaro por un grupo de pistoleros que descendieron de una vehículo y dispararon contra los asistentes.

Según Protección Civil, durante los hechos resultaron tres simpatizantes más, quienes fueron trasladados de urgencia al municipio de La Piedad.

Enrique Hernández encabezó el movimiento armado de los grupos de autodefensa en la región y fue aprehendido por autoridades estatales el año pasado, señalado como responsable de dar muerte el alcalde panista de Tanhuato, Gustavo Garibay, pero salió libre por falta de pruebas.