TELÉFONO ROJO20190814

2019-08-14

  • Ley Bonilla de Morena para apropiarse del Senado
  • El PAN intenta dirigirlo con un hombre y una mujer
  • Ambicioso proyecto para desarrollar el sur-sureste

El tema está a debate.

Pero en los grupos parlamentarios de oposición no tienen la menor duda: la fracción del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) prepara una una copia de la Ley Bonilla.

¿Con qué fin?

Si la reforma constitucional del Congreso en Baja California es darle a Jaime Bonilla un quinquenio en el poder aunque haya sido electo para dos años, en el Congreso el objetivo es similar.

Es decir:

Hoy Acción Nacional (PAN) se siente con plenos derechos, y sus juristas invocan la Ley del Congreso de la Unión para presidir el próximo año legislativo, la fracción Ricardo Monreal/Martí Batres busca lo contrario.

Quieren  conservar los dos órganos de gobierno del Senado de la República, la Junta de Coordinación Político (Jucopo) y la presidencia de la Mesa Directiva.

Hoy las ocupan, ya se sabe, el zacatecano Monreal y el capitalino Batres.

Dos políticos de ambiciones y culturas distintas y confrontados en muchos rumbos de la política por cuanto significa el manejo del grupo mayoritario en ese cuerpo plural.

EL PAN ORGANIZA ALIANZAS

El PAN trae su propia estrategia.

Busca alianzas con las otras fracciones -las anti morenistas de siempre: Partido Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC)- para evitar el mayoreo.

La promesa es sugestiva:

Si hoy o se cede al vasallaje de Morena para mantener la incondicionalidad del Senado al Ejecutivo Federal, al siguiente año pueden dar la pelea para la tercera fuerza política.

El PRI estaría en la antesala, pese a la reducción electoral en la cual cayó en julio de 2018.

Y hasta tiene una estrategia de forma:

El segundo año legislativo del sexenio le correspondería presidir el Senado con dos prospectos: una mujer para el primer semestre y un hombre para el segundo.

Magnífica idea, pero hay un problema:

Aun cuando no hubiese reforma de la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, hay elementos en la norma actual para mantenerse al control senatorial sin necesidad de consensos.

Y para eso tiene los votos suficientes.

Cuestión de leguleyos, como en Baja California con la Ley Bonilla y el casi seguro gobernador de cinco años hasta 2024: Jaime Bonilla.

FIESTA Y PACTO EN OAXACA

1.- Miércoles de fiesta en Oaxaca.

Nueve gobiernos estatales y el federal suscribieron el Pacto Oaxaca, un nuevo proyecto para el desarrollo de la región sur-sureste.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa evocó cómo Benito Juárez surgió de la base popular para impulsar proyectos y hoy se recupera aquella dinámica para acabar con los Méxicos del norte y del sur.

Al cerrar el acto con participación federal, estatales, empresarial y del sector social, Andrés Manuel López Obrador prometió canalizar 90 por ciento de la inversión de su gobierno a esa región.

Reivindicó la refinería de Dos Bocas, puesta en duda por muchos, y el corredor del istmo con contratistas mexicanos a pesar de numerosas ofertas extranjeras.

-Progreso sin justicia no es desarrollo -remarcó.

Y 2.- ayer se entregó la constancia de triunfo como presidente priísta a Alejandro Moreno Alito, quien el domingo próximo tomará posesión.

Será el día de su verdad y desde el lunes deberá demostrar cómo va a resucitar ese cadáver que mataron Enrique Peña Nietoy los sepultureros que designó hasta rematar con Claudia Ruiz Massieu.