El racismo y la jerarquización social, ha sido un instrumento para organizar a la sociedad, es decir, el racismo no es una ideología, es un instrumento para determinar el modelo social sobre el cual está sustentada nuestra realidad; de esta manera el racismo es un principio organizador o una lógica estructurante de todas las estructuras sociales y relaciones de dominación de esto que se llama la Modernidad y que nos alcanza hasta la Posmodernidad.

Visto así el racismo es un principio que organiza desde adentro todas las relaciones de dominación de la Modernidad desde la división del trabajo, hasta las jerarquías epistémicas, sexuales, de género, religiosas, pedagógicas, médicas, junto con las de identidad y subjetividad en una forma que divide todo entre las formas y seres superiores.

Bajo este enfoque se generó la reflexión del taller “Contra el racismo y la Jerarquización social”, en el que participó el  personal institucional del Centro de Educación Continua Unidad Morelia. Durante el desarrollo del mismo se abordaron los aspectos teóricos de la teoría de cierra social de Marx Weber, así como los conceptos de diferencia de trato social, discriminación y violencia.

Los talleristas trabajaron esquemas conceptuales para identificar las problemáticas de la diferencia de trato social por género, color de piel, sexo, edad, discapacidad, condición social, económica y de salud entre otros. Así, bajo identidades de discapacidad intelectual, motriz, visual, auditiva y de hoy también la obesidad, se lograron identificar los estigmas y prejuicios y exclusiones que sobre dichos cuerpos la sociedad violenta la dignidad y los derechos y libertades de las personas con discapacidad.

En otro momento del taller, las y los participantes, realizaron acciones vivenciales y de alteridad, en las cuales  sintieron las condiciones sobre las que viven las personas con discapacidad auditiva, visual, de silente, y motriz, situación que dejo un gran aprendizaje sobre la importancia de trabajar en modelos de inclusión, tolerancia, respeto a la dignidad humana.

Al finalizar el evento, fueron importantes las conclusiones que se generaron, sobre todo el reconocer la importancia de hacer cohesión institucional, al generar confianza, identidad, valores y lazo social, es decir convivencia. Así, en un último momento se alzó la mano de todos los presentes,  para expresar y fortalecer la identidad, al decir somos CECUM.

Al evaluar el evento de capacitación, las y los presentes expresaron que había sido un taller dinámico, del cual se aprendió y eminentemente constructivo, así, seguramente volveremos a estar en estos espacios, para promover la formación y sensibilización en la participación y el respeto al ejercicio del servicio público sin discriminación y si, con respeto a la dignidad humana.