Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Observatorio ciudadano/Enrique Bautista Villegas

 
| 13 de agosto de 2017 | 20:14
 A-
 A+

OBSERVADOR CIUDADANO

DEMAGOGIA AL MAS PURO ESTILO PRIÍSTA

Enrique Bautista Villegas

En el transcurso de la semana anterior se celebraron en diferentes partes del país las mesas preparatorias de la 22 asamblea nacional del PRI, partido que durante los últimos treinta y cinco se encargó, con la ayuda de algunos otros, de detener: el desarrollo del país, la redistribución de la riqueza, el crecimiento de la economía; de entregar los recursos nacionales al capital sin fronteras. Además de todo lo anterior, en estos últimos cinco años el PRI ha hecho de México una de las naciones más inseguras en el mundo, con los mayores índices de violencia, corrupción e impunidad, que mantienen a la población en la desesperanza y en un estado de alerta permanente.

Y ahora resulta que en su asamblea nacional buscaron enviar el mensaje de borrón y cuenta nueva. Se dicen los salvadores de México y los dueños de la recetas para sacar al país del hoyo en que ellos mismos lo han sumido con sus actos de irresponsabilidad y corrupción permanentes.

Los conceptos vertidos por el primer priísta del país durante su intervención en la clausura de la señalada asamblea son una verdadera joya de demagogia:

“En 2018 estarán en juego distintos futuros para nuestro país. Uno de progreso, que ofrece el PRI, y otros de franco retroceso. Los priístas estamos llamados a proteger, a cuidar y a defender lo que entre todos los mexicanos hemos construido…. como soldados de la patria, los priístas  debemos salvaguardar el proyecto de país. Vamos a la batalla por un futuro que asegure bienestar y oportunidades para todos los mexicanos”

Peña Nieto y sus correligionarios parecen haber olvidado que sus gobiernos endeudaron al país a los niveles más altos de la historia, que remataron el patrimonio nacional conformado por empresas paraestatales como: Teléfonos de México (hoy Telmex), Ferrocarriles Nacionales, Altos Hornos, Imevisión (hoy TV Azteca), Diesel Nacional, Aeromexico, Mexicana de Aviación, Fertilizantes Mexicanos, Sicartsa, Conasupo, los bancos nacionalizados,  y otras cerca de 700 empresas de propiedad estatal, sin beneficio alguno para el país y para la inmensa mayoría de los mexicanos, pero del que salieron multimillonarios muchos de los integrantes de sus gobiernos, a partir de 1982. Que entregaron a empresas transnacionales, mexicanas y extranjeras, la potestad sobre el subsuelo y la riqueza de yacimientos mineros. Que el gobierno actual, con sus aliados en el llamado “pacto por México” se ha encargado de concluir el desmantelamiento a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad para entregarla al capital privado. Que han convertido al país en el patio trasero de los Estados Unidos y han condenado el futuro de la Nación a una situación de subordinación a los intereses estadunidenses.

Hoy resulta que los priístas sueñan con imponer a uno de los integrantes de su nueva casta de juniors, educados en universidades privadas y con posgrados en Harvard, Yale, MIT, y Chicago, para que se encarguen de dar continuidad a la obra destructora del país que sus antecesores, con el apoyos de dos expresidentes panistas, han ejecutado durante las últimas tres y media décadas.

¿De verdad pensarán los priístas  que los mexicanos se los vamos a permitir?

Enrique Bautista V / Quadratín
Estudié la licenciatura en Economía en la UNAM; tuve la oportunidad de ir becado a Holanda e Inglaterra, donde obtuve una maestría en Estudios de Desarrollo. A mi regreso me incorporé a trabajar con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en el Gobierno de Michoacán (1980-86); lo mismo hice 16 años después con Lázaro Cárdenas Batel (2002-07). Fui diputado federal y local por el PRD, siendo fundador y militante hasta 2014, cuando renuncié al mismo por considerar que abandonó sus ideales democráticos. Soy pequeño empresario agrícola y acuacultor. Estoy genuínamente preocupado por la pérdida de rumbo del país y la pasividad de la sociedad frente a la corrupción y la impunidad.
Enrique Bautista V / Quadratín

Comentarios

Notas relacionadas

Principales