Luis Videgaray: el gran beneficiario del peñismo

En una entrevista con la periodista Carmen Aristegui, el abogado de Emilio Lozoya, Javier Coello Trejo, dio una frase que bien podría dar el nombre a una habitación en el museo de la corrupción mexicana, sí es que existiera alguno. Esta fue: “no se mandaba solo”, en referencia a que el exdirector de Pemex sólo recibía órdenes. Y como él hay muchos exfuncionarios que tienen que declarar por las mismas razones.  

Aprovechándose de las múltiples distracciones del expresidente Enrique Peña Nieto, quien realmente gobernó México durante seis años, fue Luis Videgaray Caso. Fue titular de las Secretarias de Hacienda y de Relaciones Exteriores en el sexenio más corrupto del cual se tiene registro.

El titular de la Unidad de inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, con quien Videgaray mantuvo una clara disputa por el caso de Lozoya Austin y culminó en la destitución del primero de la Fepade en 2017.

Nieto Castillo declaró al conocer la captura del exfuncionario en Málaga, que su unidad revisa un caso más de posible corrupción por un astillero en España, “en donde hay pérdidas por 50 millones de euros” y dos más que no se han judicializado.

Y es que la historia de la corruptela de Emilio Lozoya controlada en realidad por Luis Videgaray es larga.

La red de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht alcanzó al exdirector de Pemex que es señalado por haber recibido sobornos millonarios de la compañía, que habrían sido destinados a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

A cambio, en 2013, Odebrecht fue el ganador de una licitación para obras en una refinería de Tula, Hidalgo.

Otro caso que convertiría a Luis Videgaray en el “ícono de la corrupción” es el relacionado con el empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño de Grupo Higa, quien no solo recibió contratos millonarios durante la administración de Peña Nieto en la gubernatura del Estado de México, sino también se le condonaron impuestos.

El exgobernador de Coahuila, Enrique Martínez y Martínez fue quien presentó a Hinojosa Cantú a Peña Nieto, pero poco tiempo después fue hecho a un lado por Luis Videgaray.

Casi al inicio de la relación entre Hinojosa Cantú y Peña Nieto-Videgaray, el empresario resultó hartamente beneficiado con jugosos contratos, pues durante los seis años que duró el mandato peñista en el Estado de México, se le entregaron alrededor de 35 mil 668 millones de pesos en licitaciones y adjudicaciones directas.

La relación se alargó a la presidencia de Peña Nieto con Luis Videgaray como Secretario de Hacienda, en la cual, el dueño de Grupo Higa siguió siendo beneficiado con contratos multimillonarios, pues nada más de 2012 a 2013, la cifra en licitaciones fue superior a los 54 mil millones de pesos.

Cabe recordar que Hinojosa Cantú es el dueño de Grupo Higa, consorcio que incluye a la empresa que compró la residencia de que Angélica Rivera presumió en las páginas de la revista Hola. También es el constructor de la casa de Luis Videgaray en Malinalco. Mansiones con las cuales agradeció los beneficios que lo enriquecieron.

Otro  paradigma de la corrupción orquestada y administrada por Luis Videgaray es el del Infonavit. Por qué fue precisamente el ex canciller quien impuso al frente del instituto a Alejandro Murat, quien dice que no tiene nada que ver, pues dice que el pago de 5 mil 88 millones de pesos, fue realizado por la siguiente administración, a cargo de David Penchyna Grub.

Sin embargo, Murat omite decir que fue durante su administración cuando se canceló el contrato con la empresa Telra Realty, quien después pidió la onerosa cantidad de 16 mil millones de pesos como indemnización.

Y fue precisamente Penchyna quien denunció  el sospechoso cambio de estrategia  de Murat de  no contar con la participación del sector privado en el programa de movilidad hipotecaria y canceló el contrato.

Obviamente por medio de un jugoso moche: ¿para quién?

No hay ningún misterio en los mayores casos de corrupción del peñismo, fue Luis Videgaray, ya que Lozoya no daba un solo paso sin su autorización.

EN TIEMPO REAL

1.- El presidente Andrés Manuel López Obrador recordó el 60 aniversario de la entrega de libros de texto gratuitos, acompañado por Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública.

Esteban Moctezuma Barragán, explicó que se han entregado 194 millones de libros desde hace 60 años, y ayer se entregaron 7 mil millones de libros y materiales educativos, elaborados con el 40 por ciento de papel reciclado.

En la conferencia de prensa estuvo presente la maestra potosina Carmen Rivera, quien recibió de niña los primeros libros de las manos de Jaime Torres Bodet, ex secretario de Educación Pública.

2.- Ayer circuló un documento supuestamente firmado por el presidente del Tribunal Universitario de la UNAM, Eduardo López Betancourt, en donde acusaba al líder electo del CEN de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, de ser la fuerza que trata de desestabilizar a la universidad.

 “Quien se dice presidente interino de Morena, utiliza a trabajadores a su servicio para crear el caos en nuestra Universidad; concretamente lo ha hecho con su Directora Jurídica la Licenciada Lourdes Ojeda quien además es esposa del diputado suplente que lo era y ahora del propio Ramírez Cuellar, Javier Uriel Aguirre Valenciana“, advierte el texto que rápidamente fue desmentido por Comunicación Social de la rectoría de la UNAM.

Ramírez Cuéllar también rechazó las acusaciones sobre que es la “mano negra” y uno de los que tratan de desestabilizar a la UNAM, y agregó que tiene “una extraordinaria” relación con el rector Enrique Graue.

3.- El presidente López Obrador ordenó a la Secretaría de Gobernación -que encabeza Olga Sánchez Cordero- que investigue y castigue la filtración y publicación en medios de comunicación y redes sociales de las imágenes de la joven Ingrid Escamilla, víctima de feminicidio.

Durante su conferencia de prensa mañanera, el Mandatario dijo que en algunos casos no son los medios de comunicación, sino la vieja práctica del gobierno de filtrar fotografías.

Esperemos que con la medida, los medios que aún acostumbran la publicación de este tipo de fotos para vender, erradiquen estas prácticas que transgreden los derechos e intimidad de las victimas.