¿Y LA POLICÍA DE CAMINOS?
viernes 16 de agosto, 2019

LETRAS DE CAMBIO
POR ISABEL ARVIDE

El presidente de la República, a pregunta expresa, respondió que la Policía de Caminos no va a desaparecer, que va a seguir cuidando las carreteras.
Sin embargo, la Ley de la Guardia Nacional dice otra cosa.
Y el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, anunció que en 28 meses se habrá completado la extinción de la Policía Federal, de la que forma parte la Policía de Caminos.
De donde se antoja imposible que lo que dice el Presidente se cumpla.
Y esto, la confusión en todos niveles, ejemplifica la falta de información clara sobre la Policía Federal.
La Policía de Caminos es la que peor imagen tiene. Se ha hablado hasta el cansancio de sus extorsiones, a choferes de camiones igual que a automovilistas, en las carreteras. Y no se conoce su eficiencia, baste hablar de los muchos “convoyes” de camionetas, vehículos de narcotraficantes, armados, que cruzan las carreteras. Como consta en los muchos vídeos que ellos mismos se han encargado de dar a conocer.
¿Cómo puede extinguirse una Policía y mantenerse una división de ésta? No está en la Ley, lo más importante. Ni se les ofreció esta opción para los policías que estuvieron en “rebeldía” a principios de Julio.
¿Quién va a cuidar las carreteras? O, mejor dicho, quién va a cuidar realmente las carreteras, sobre todo aquellas donde lo común son los asaltos.
En esto de la “desaparición” de la Policía Federal, se han dado muchos absurdos. Uno de ellos la premiación de policías, el día en que se festeja a ésta, a la que ya no existe, cuando López Obrador ha expresado hasta el cansancio que son corruptos e ineficientes.
El secretario Durazo afirmó, en el festejo ya citado, que la Policía Federal es “ampliamente valorada por la sociedad mexicana por su dedicación y coraje”.
Entonces en qué quedamos…
¿Quién tiene la razón, López Obrador o Durazo?
Si esta policía era tan “valorada” por qué no se fortificó, se invirtió en profesionalizarla, se sumaron militares y marinos a ésta…
Lo cierto, las cifras no mienten, es que fue un fracaso en el combate a la inseguridad. Por razones tal vez ajenas a los mismos policías, no hubo resultados, no se consiguió avanzar en devolver paz y libertades sociales en todo el país.
Hay preguntas que deben ser respondidas, con absoluta claridad. Hay contradicciones públicas, en eventos, en discursos, entre los que dice el Presidente de la República y lo que afirman otros funcionarios. Existe, sobre todo, una legislación recién aprobada donde quedó especificado que la Policía Federal dejará de existir en los dieciocho meses.
Esto, obviamente, incluye a la Policía de Caminos.
Pero no ha sido entendido cabalmente. Porque ellos siguen en sus patrullas, con su carga de corrupción y sobre todo de omisión, sin proteger cabalmente a quienes transitan por las carreteras. ¿A dónde van a ir los policías de caminos? O, simplemente, se les cambiará de uniforme…
De permanecer como están, de acuerdo con lo que declaró López Obrador, habría que cambiar la Ley de la Guardia Nacional.
¿Por qué cuesta tanto trabajo comunicar con claridad la realidad?

En Twitter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx Página: isabelarvide.com