SAHUAYO, Mich., 25 de septiembre de 2018.- Usuarios del módulo de riego de la Palma A.C., alertaron sobre la necesidad de dar mantenimiento a la infraestructura hidroagrícola regional, a fin de evitar desbordes que pudieran afectar los cultivos de granos principalmente y generar las inundaciones recurrentes en colonias y comunidades. Lo anterior, tomando como ejemplo lo ocurrido en el municipio de Peribán, donde hasta el momento han perdido la vida ocho personas y hay decenas de afectados precisamente por inundaciones.

Expusieron que también es necesario gestionar ante la Federación y Gobierno del estado los recursos necesarios para mantener en completa operación los 18 equipos de bombeo que se encuentran distribuidos en las estaciones de Abraham Guerra, Huaracha y Huaracha II, y con ello garantizar el desalojo de excedentes de escurrimientos y descargas residuales de los cuatro municipios del módulo.

Pensando en el relevo próximo de la administración del módulo, explicaron que los nuevos responsables tendrán que hacer una reasignación de los recursos que recauda la organización y destinar mayor presupuesto para la rehabilitación de bordes, tornas y la infraestructura que permita garantizar la supervivencia de los cultivos.

Al mismo tiempo, dijeron estar de acuerdo en que se priorice la gestión con los nuevos ediles “para establecer acuerdos de coordinación en el desarrollo de infraestructura que evite riesgos, tanto en las zonas de cultivo en las partes bajas y de los centros de población que regularmente son afectados por los desbordes”.

Esta reasignación de recursos deberá darse para garantizar el incremento de los mencionados bordes y desazolve de 318 kilómetros de drenes y 254 kilómetros de canales a más de los puntos susceptibles de inundación en colonias y comunidades específicas de los cuatro municipios.