LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 17 de mayo de 2018.- Los poblados más pequeños son los que presentan mayor incidencia de ataques homofóbicos, señalamientos, bullying; sin embargo, las ciudades con más concentración poblacional han sufrido un número  más alto de  crímenes de odio a personas homosexuales, y este puerto no está exento de tales hechos.

Así lo constató el presidente de la Asociación de Facto Diversidad Sexual en Michoacán, Gerardo Herrera Pérez, quien en entrevista vía telefónica reconoció que Lázaro Cárdenas es uno de los municipios de esta entidad ” que de manera desafortunada  ha presentado en repetidas ocasiones casos de agresión y asesinatos por homofobia”, esto después de Morelia, que es el de mayor incidencia por su número poblacional, así como  también le siguen Zamora, Apatzingán, Zitácuaro y Uruapan.

Lo anterior, al recordar el caso de los hermanos Carpio que fueron encontrados muertos en Playa Jardín ubicada en este municipio, así como los profesores de danza que asesinaron hace algunos años y que aseveró, “se sabe de sobremanera fueron personas allegadas a ellos que no aceptaron la homosexualidad de estas personas”.

Respecto a la numeralia, Herrera Pérez mencionó que no hay datos certeros en este tipo de situaciones, puesto la mayoría de las veces las autoridades catalogan los crímenes de odio como si fueran pasionales.

En este contexto, explicó que las causas por las que asesinan a un hombre homosexual es porque actúa de manera femenina “y en nuestra sociedad el modelo de la mujer está destinado a ser golpeada e incluso las matan”; en cuanto a los crímenes de mujeres lesbianas, mencionó que en su mayoría las asesinan porque los hombres no pueden concebir que otra mujer les quite lo que piensan que es suyo, otra fémina.