COJUMATLAN, Mich., 08 de febrero de 2020.- Con la incipiente presencia de los protagonistas principales, los pelicanos borregones, pues su arribo completo y estancia en la ex isla de Petatán se produce de abril a noviembre, este viernes inicio el Festival del Pelicano Borregón que como cada año, tendrá presencia en los diferentes municipios de la región y contará con presentaciones artísticas, gastronómicas y de libros, principalmente.

De acuerdo con autoridades del municipio se espera la presencia de más de cinco mil visitantes en los meses de abril a noviembre y el festival es un anuncio y vitrina para el espectáculo que genera la presencia de los pelicanos, que por otra parte, reafirma también la vocación del estado en cuanto a la recepción de especies migratorias como la mariposa monarca  y la tortuga marina.

El mencionado festival no puede ocultar una realidad de crisis ambiental  que se vive en el lago de Chapala, en donde entre otras cosas y a pesar de los esfuerzos municipales, no se atienden las descargas que realiza de manera directa al lago Petatán, lugar del arribo de los pelicanos y el trámite de un centro de infraestructura y saneamiento del lugar no es atendido por la autoridad estatal a pesar de existir un proyecto.

Organizaciones ecologistas de Michoacán, Jalisco y Estado de México han denunciado que a lo largo de los años la actividad humana ha puesto al Lago de Chapala al borde de una crisis ecológica  que impacta a los núcleos poblacionales de la ribera; caso concreto las actividades agrícolas, los municipios de Jiquilpan, Sahuayo, Venustiano Carranza y Villamar  vierten a este embalse aproximadamente ocho millones de metros cúbicos anuales de aguas residuales y excedentes de aguas pluviales; a lo anterior se suman factores como el incremento en las tamandas de lirio y las descargas de polvos y lodos.

Pese a ser considerado el destino casi final del llamado “drenaje más grande del país” el Lago de Chapala es uno de los 134 Sitios Ramsar del País y uno de los nueve de esta entidad federativa y busca por parte de  la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SMARNAT) el nombramiento de Área Natural Protegida para la ex isla de Petatán; nombramiento que se requiere para constituir el santuario de los pelícanos borregones como un área natural protegida y preservar la integridad de este humedal ya que el municipio no alcanza a cubrir las necesidades presupuestales que requiere el mantenimiento de este espacio que cifra sus esperanzas en el arribo de los pelícanos borregones que se dan cita en la ex isla de Petatán en Cojumatlán y en la tenencia de La Palma en Venustiano Carranza.