LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 7 de septiembre de 2018.- Lejos de negociar el convenio con los ejidatarios de Playa Azul, la acerera ArcelorMittal optó por abandonar las instalaciones y retirar personal y maquinaria de las minas Las Truchas, de las que por más de 40 años se abasteció la siderúrgica para la elaboración de varilla, alambrón y planchón.

Los propietarios de las mil 423 hectáreas que comprende el complejo mineros Las Truchas, rechazaron la postura de la empresa de excluir de un nuevo convenio a un promedio de 600 hectáreas que ya fueron explotadas, y por ello ya no interesan a la acerera.

“Rechazamos esa postura unilateral de ArcelorMittal porque el convenio establece obligaciones que debe cumplir en los terrenos que ya no le sean rentables a la empresa, además de que debe dar cuenta a las autoridades federales y estas poder corroborar que se cumplen como sería reforestar y reconstruir zonas desbastadas y caminos que puedan ser utilizadas por los propietarios”, reafirmó el vocero de los ejidatarios, Alfredo de los Santos.

Los 77 ejidatarios se mantendrán en plantón y bloqueo a los accesos principales de las minas, aunque desde este viernes pudieron constatar que el jueves por la noche ArcelorMittal abandonó las instalaciones, retirando su maquinaria pesada sin explicar cómo dará mantenimiento a las diferentes plantas donde se procesa el fierro que vía gravedad a través de un ferroducto se hace llegar el material a las plantas de la siderúrgica a unos 60 kilómetros de distancia de las minas.

Desde este viernes no ingresaron a las minas poco más de 200 trabajadores sindicalizados de los tres turnos agremiados a la Sección 271 del Sindicato Minero, además de empresas contratistas y personal administrativo que hasta el momento se ignora sus puntos de concentración y su futuro inmediato.

“Nosotros aquí vamos a permanecer en los accesos por tiempo indefinido hasta que la empresa egrese con voluntad de negociar sin agravios a los propietarios de las tierras”, sostuvo el representante, Alfredo de los Santos.

Hasta el momento, ArcelorMittal no ha dado a conocer su postura ante este reclamo de los ejidatarios.

Vale señalar que los yacimientos mineros del complejo Las Truchas fueron la razón principal de que se construyera la siderúrgica, que en su tiempo de paraestatal se conoció como Sicartsa y en su segunda venta pasó a llamarse ArcelorMittal, como se conoce al consorcio que la adquirió.