MORELIA, Mich., 23 de octubre de 2020.- En promedio, cada semana la Policía de Morelia recibe seis reportes de riñas en calles y espacios públicos, donde regularmente se ve involucrado el consumo de bebidas embriagantes, refirió julio César Arreola Guillén, comisario de la corporación de seguridad pública municipal.

Hasta en 20 de estos eventos se han producido lesiones a los elementos policíacos que han acudido a intervenir en la situación, agregó.

Destacó que la incidencia de estas riñas se acentúa durante los fines de semana, sin que se detecte alguna zona particularmente proclive a estas agresiones.

Arreola Guillén mencionó que al ser los policías municipales responsables de contener las riñas y tratar de restablecer el orden, regularmente resultan afectados, aunque con heridas que no ponen en riesgo su integridad física.

Golpes, escoriaciones y laceraciones son las lesiones que en mayor medida enfrentan los agentes municipales cuando intervienen en alguna riña en calles o espacios públicos, reiteró.