MORELIA, Mich., 21 de abril de 2019.- Pese a que a nivel nacional se reportó un incremento de los índices delictivos y pinta al primer trimestre como el más violento, en Michoacán hubo una reducción del 2.51 por ciento.

El año pasado, el primer trimestre sumó 11 mil 396 denuncias ante el Ministerio Público, en tanto que este año fueron 11 mil 116, es decir 280 michoacanos que no fueron víctimas de la violencia.

Y no solo eso, también dio un revés a los homicidios dolosos. La tendencia era a la alza desde diciembre de 2018, que reportó 110 muertes violentas; en enero de este año fueron 112 y luego 120 en febrero, en cambio marzo cerró con 105, lo que representa 15 muertes menos y una disminución del 14.28 por ciento.

El principal avance en Michoacán, de acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), fue en los delitos contra el patrimonio, al pasar de 5 mil 963 denuncias a 5 mil 675.

Esta tendencia a la baja del primer trimestre también la experimentaron los delitos contra la familia, al pasar de 352 querellas el año pasado a 248, que representa el 41 por ciento de disminución.