MORELIA, Mich., 23 de enero de 2019.- Por falta de recursos y de transparentar los procesos, la Orquesta Sinfónica de Michoacán (Osidem) enfrenta un rezago. Ante ello, Claudio Mendez, titular de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), anunció una inversión para hacerla crecer, donde pasará de 42 integrantes a 70.

La Osidem actualmente tiene alrededor de 42 integrantes, dijo el funcionario, cuando una orquesta sinfónica debe tener alrededor de 70 para ser más funcional y competitiva. Ante esta situación es muy difícil que se pueda hacer una propuesta musical de altura con una orquesta limitada en cuanto al número de ejecutantes, por lo que hacerla crecer será uno de los temas mayúsculos de su administración.

En estos días pasados, dijo, lanzaron una convocatoria para la designación de un director, ésta se elaboró de manera transparente, formal y con un proceso que pueda seguirse, en el cual se puede ver una trazabilidad muy clara. Manifestó que hasta este miércoles llevan 30 solicitudes recibidas para dirigir la orquesta.

El funcionario aseveró que para incrementar el número de músicos van a firmar un convenio con la Universidad Michoacana y con el Conservatorio de las Rosas para que puedan, de alguna manera como Gobierno del estado, a través de la Secum, fomentar y ayudar a todos los jóvenes que quieran continuar o iniciar estudios en música.

Esto permitirá que pueda apoyar en la complementación de los músicos que hacen falta para hacer grande la orquesta. Esto tiene dos sentidos: el primero fortalecerá la orquesta, y el segundo, generar que los festivales, tanto de jazz, de guitarra, y de música tomen como base a la Orquesta Sinfónica de Michoacán.

Indicó que es solamente un comentario sin ser crítico, “pero andan invitando a orquestas de otros estados para participar en el Festival Internacional de música (de Morelia), la de Querétaro, de Guanajuato, por muchas razones. Yo lo que quiero es proponer esta inversión para que los festivales se apoyen en la Orquesta Sinfónica de Michoacán y pueda generar no solamente público, sino también procesos culturales; es uno de los sellos más visibles de esta administración”.

Informó que se va a aplicar 2 millones 200 mil pesos este año a la Osidem.

Para Claudio Méndez son muchas cosas y no solo un descuido las que han mantenido en un olvido a la Osidem, “ha hecho falta transparentar los procesos” indicó, y aseguró que otro tema que se encontró es que se van jubilando los músicos y las bases no necesariamente se van para los músicos que se incorporan a la orquesta, sino se van a áreas administrativas; “esto al final del día deja una orquesta que se va minando, que va decreciendo, lo que tenemos que hacer es fortalecerla”.

Después de iniciar este proceso viene otro más que es todavía más interesante, dijo el funcionario, y es el analizar todas las propuestas, quién califica, quién no y una vez que se tenga el número final de personas que han manifestado su intención de participar, se va a iniciar con un proceso de audición; serán audiciones abiertas al público con la orquesta.

En estas audiciones habrá un comité que evaluará la dirección, pero también cómo se compagina y cómo se sincroniza la misma orquesta; esos serán los parámetros a evaluar para poder determinar quién será el director, “todos a beneficio de fortalecer una política cultural en materia de música”.

Méndez indicó que el tema del recurso que se le va a invertir a la Osidem también pasa por el Capítulo Mil y de Prestaciones, “nosotros, aparte de este recurso, le vamos a destinar otro recurso para la contratación de músicos, para que podamos llegar a por lo menos 68… entre 65 y 70 músicos y que se puedan interpretar piezas mucho más amplias que requieran no solo de cinco o seis violines o metales, porque eso te limita en tu oferta artística; hay obras que no se pueden interpretar porque no tenemos el número suficiente de músicos”.

Finalmente dejó en claro que no se trata de una contratación laboral como tal, es una contratación para complementar de manera artística, solo se contratarán cuando se abran espacios para eventos específicos, “se va a generar un convenio para las audiciones y en base a la propuesta artística del director o de los directores se verá cuántos violines, cuántas cuerdas, cuántos metales faltan y sobre eso se llegara a la mesa de trabajo con el Conservatorio y con otras instituciones para llegar a un acuerdo”.

Esto se dividirá en etapas. La intención de que así suceda es que para en marzo y abril puedan considerarse las audiciones como la primera temporada de la orquesta y después, antes de verano, vendrá una segunda temporada, y al finalizar año una tercera más. Las audiciones se aprovecharán como parte de las temporadas de la orquesta, concluyó.