MORELIA, Mich., 28 de mayo de 2020.- Profesores adheridos al llamado Grupo Poder de Base, de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) alistan un amparo colectivo contra la actual Ley de Educación, que esperan tenga el respaldo de presidentes municipales.

El dirigente de este grupo, Benjamín Hernández, indicó que recurrieron a esta medida para tratar de frenar los efectos que consideran adversos para el sector magisterial y que señalan que no fueron tomados en cuenta en su totalidad.

“Ratificamos que con nuestros abogados de la Sección XVIII y el cuerpo jurídico de nivel de Educación Indígena y la asesoría de abogados constitucionalistas y en el nivel federal que ya confirmaron que nos van a apoyar, vamos a elaborar el documento de demanda ante el Tribunal de Justicia y los que correspondan en la idea de que la ley para Michoacán pueda considerar nuestras inquietudes”.

Aseveró que con esta nueva ley no solo se vulnera a la educación indígena, sino que es un problema generalizado para todos los niveles y por ello es que se unieron para tratar de echar abajo esta nueva legislación.

“Queremos hacer notar que no solamente se golpea a la escuela de educación indígena sino a las de nivel regular, como inicial, especial y la que tiene que ver con la materia laboral y los derechos de los trabajadores”.

Expresó que esperan que en próximos días esperan tener más detalles sobre el tema del amparo para saber sus alcances, al insistir en que no considera las necesidades urgentes y no establece solución a las carencias que persisten en las zonas de las comunidades alejadas.

Apuestan a que el amparo pueda frenar su aplicación, por lo que una vez que se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF) emprenderán estas medidas legales con el que piden que se revise al calificarla de punitiva y que atenta contra la autonomía de los pueblos indígenas, que son los principales afectados al referir vulneración a los derechos humanos de esta colectividad.