MORELIA, Mich., 3 de abril del 2017.- Agremiados al Frente Estatal de Sindicatos de Educación Media Superior y Superior (FESEMSS), encabezados por Gaspar Romero Campos, lamentaron la falta de comunicación con el Gobierno de Michoacán, al considerar que éste no ha mostrado interés por dar solución a las problemáticas que desde meses pasados arrastran las distintas instituciones educativas en la entidad.

Recortes presupuestales millonarios, ajustes políticos en las direcciones de los planteles, incumplimiento de pagos, así como aplazamientos constantes de audiencias por parte del Gobierno del estado son las situaciones que Romero Campos solicita al Ejecutivo estatal dar seguimiento.

Trascendió que en los diversos planteles de educación en el estado se presentan recortes que van desde los 8 millones hasta los 80 millones de pesos de programas federales para la educación, lo cual ha afectado de manera significativa el desempeño de la educación en el estado.

“Esta condición ha obligado a los colegios de bachilleres, conaleps y cecytems a utilizar recurso destinado para la infraestructura, contratos y otros rubros para poder cubrir la nómina, lo cual es inconcebible, pues se está afectando gravemente el funcionamiento de las instituciones académicas”, comentó Romero Campos.

De igual manera, aseguró que los probables ajustes que sufran las direcciones de las instituciones académicas públicas en el estado responden a intereses particulares, ya que aseveró, no se está tomando en cuenta el perfil académico necesario para el puesto.

Recordó que desde enero de 2017 se ha buscado acercamiento con el secretario de gobierno de Michoacán, Adrián López Solís, así como con el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, sin embargo, se ha ido posponiendo, por lo que a la fecha no han podido reunirse para dar solución a dichas problemáticas.

Por los anterior, informó que se tiene un emplazamiento a huelga generalizada en diversas instituciones educativas para el 17 de mayo, por lo que esperó ser atendido previo a la fecha.

Finalizó por asegurar que, de continuar esta negativa del Gobierno del estado al diálogo, estarían acudiendo directamente a la Ciudad de México para exigir una reunión con el secretario de educación pública, Aurelio Nuño.