MORELIA, Mich., 26 de diciembre de 2017.- Sin novedades en torno de la creación de un agroparque industrial en Morelia se encuentra la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (Aiemac), refirió su presidente, Ricardo Bernal Vargas.

Mencionó que, si bien el sector industrial en la entidad conoció la iniciativa de apertura de un agroparque en la capital de Michoacán, emitida por Alfonso Martínez Alcázar, en su calidad de candidato a la presidencia municipal de Morelia, al momento no se han identificado avances tendientes a la concreción de la instalación.

“Se oyó mucho de eso, no se creó, no se pudo desarrollar, no sé por qué”, aseveró el presidente de la Aiemac, quien agregó que en caso de que el gobierno local que asuma la titularidad del ayuntamiento capitalino para el período 2018 a 2021 esté en posición de retomar la medida, “estamos dispuestos a colaborar, a fin de que no sea otro elefante blanco”.

Lamentó que la totalidad de los parques industriales que operan en Michoacán son de administración pública, lo que desde su percepción ha llevado a que sean fallidos, al no contar con un mecanismo que garantice su funcionamiento óptimo.

Esta situación podría revertirse, afirmó Ricardo Bernal, en el caso que operadores privados de parques industriales, como los ubicados en Nuevo León, Aguascalientes o Querétaro, arriben a la entidad y asuman la dirección, bajo la modalidad de compra de los espacios o concesión, de estos.

Sin embargo, para ello a su vez se requiere de la existencia en el estado de las condiciones óptimas para la atracción de grandes capitales productivos privados, con la experiencia y la capacidad de asegurar el mantenimiento y la administración de parques industriales funcionales.

“Necesitaríamos que hubiese seguridad pública y aplicación del estado de derecho, para que no vengan cinco estudiantes o cinco macheteros y me cierren las instalaciones”, expuso Ricardo Bernal.

Cabe recordar que el pasado mes de mayo de 2015, como parte de su campaña electoral como candidato independiente de filiación partidista a la presidencia municipal de Morelia, Alfonso Martínez expresó ante integrantes de la Aiemac, entonces presidida por Rogelio Guízar, la creación de un agroparque industrial en Morelia, con el objetivo de aprovechar el potencial en el rubro de la ciudad y su conectividad con los grandes centros de consumo, así como para potenciar la agregación de valor a los productos en fresco.

El proyecto implicaría una inversión por 200 millones de pesos, asentada en un predio de 150 hectáreas en la zona norte del municipio, entre Torreón Nuevo y La carbonera, de las cuales 100 hectáreas serían susceptibles de comercialización; además, la generación de 20 mil nuevos empleos directos y una cifra no determinada de empresas instaladas en la ciudad; el agroparque no competiría con Ciudad Industrial de Morelia (Cimo).