MORELIA, Mich., 24 de enero de 2018.- En los últimos dos años, en Michoacán, las denuncias por hostigamiento y acoso por parte de las instituciones financieras y de cobranza han disminuido un 98 por ciento.

El delegado Federal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Roberto Martínez Barjau, sostuvo que hasta hace tres años, por 2014, el principal motivo de queja por parte de los usuarios eran las insistentes llamadas telefónicas de las oficinas de cobranza.

Las instituciones que ofrecen sus servicios de cobranza también acosaban a los ciudadanos con entrega de avisos por correo electrónico y tradicional, incluso con visitas domiciliarias a los deudores.

“A nuestras oficinas era regular que hasta mil personas al año acudieran a denunciar el acoso de estas instituciones, sin embargo, con las nuevas disposiciones hechas por la Condusef, se redujo hasta cinco”, comentó Martínez Barjau.

El funcionario federal refirió que las nuevas disposiciones, que entraron en vigor en 2014, impiden  a las empresas a hostigar a los deudores como acostumbraban bancos y tiendas departamentales.

Además, con las reformas al código penal, se castiga la gestión de cobranza indebida, por lo que han ido mermando estas prácticas en las que incurrían los despachos que dan este servicio.