MORELIA, Mich., 11 de junio de 2019.- Tras la suspensión de Estados Unidos de imponer un arancel del 5 por ciento a todos los productos que México exporta a ese país, el sector empresarial de Michoacán espera la firma del T-MEC para recuperar la caída de la inversión extranjera.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Michoacán (CCEEM), Agustín Arriaga Diez, consideró que el acuerdo daría mayor certidumbre al país, debido a la pérdida de la inversión extranjera directa que ha habido desde 1997, aunque no pudo ofrecer números.  

“Esto puede revertir un poco esta tendencia”, dijo el empresario, quien no vio que haya existido subordinación por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador ante su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien le exige establecer medidas para frenar el flujo de indocumentados.

De acuerdo con el Colegio de Economistas de Michoacán, la inversión extranjera en el estado cayó un 24.6 por ciento durante el primer trimestre de 2018 respecto al mismo periodo de 2017. Mientras que Expansión reportó que el Índice Global de Confianza 2019 reveló que el país se cayó ocho lugares al pasar del lugar 25 al 17

“Lo importante y lo prioritario fue haber logrado que no se aplicara un arancel del 5 por ciento inicial porque hubiera sido catastrófico para la economía. A Michoacán le hubiera pegado muy fuerte. Hablan de acuerdos secretos pero no sabemos si sí los hubo”, apuntó.

Opinó que reforzar la frontera sur de México con 6 mil elementos de la Guardia Nacional, es algo que se tuvo que haber hecho desde hace tiempo, ya que los migrantes centroamericanos ponen en riesgo su vida al intentar llegar hacia Estados Unidos.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC), Ricardo Bernal Vargas, manifestó que de no haber llegado a un acuerdo entre ambos países, hubiera repercutido en un alza de precios y una devaluación del peso.

“El problema no solo es de México, tendríamos que irnos para abajo para que el país tuviera reuniones cercanas con Guatemala, Honduras, para que los gobiernos se pongan de acuerdo y traten de frenar la migración o al menos darle orden. Eso va a traer un costo muy grande al país y tiene que ser compartido”, consideró.