MORELIA, Mich., 12 de abril de 2019.- La venta de vehículos ligeros nuevos en Michoacán registró una caída del 10.1 por ciento durante el primer bimestre del año, con relación al mismo periodo de 2018.

Cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA) revelan que se comercializaron 4 mil 309 unidades, 484 menos que en enero y febrero del año pasado cuando se vendieron 4 mil 793.

Estos números colocan a la entidad en la posición número 15 a nivel nacional, y estados como Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Puebla, Guanajuato y Veracruz.

Juan Pablo Arriaga Diez, presidente estatal de la AMDA, atribuyó este descenso en ventas al incremento que ha manifestado las tasas de interés desde los últimos dos años, al pasar de 3.75 a 8.50 por ciento.

“Eso inhibe la posibilidad de compra de mucha gente”, indicó el líder empresarial, al agregar que otro de los factores, es la incertidumbre política y electoral que continúa arrastrándose desde el año pasado.

Y es que consideró que todavía no se percibe una confianza plena por parte del consumidor. “En este momento yo creo que hay mucha gente a la expectativa todavía, desgraciadamente”, manifestó.

Durante 2018, la venta de vehículos ligeros nuevos en el estado cerró con una caída del 13.1 por ciento respecto a cifras de 2017, al registrar ventas por un millón 419 440 unidades, de acuerdo con datos de la AMDA.

“El año pasado también pegó fuerte la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio (ahora T-MEC), y este año es ya para que estuviéramos creciendo y no lo estamos haciendo al ritmo que debería”, recordó.