MORELIA, Mich., 17 de mayo de 2019.- Con seguridad de que su equipo hizo bien las cosas en la ida de las semifinales contra León, el técnico del América, Miguel Herrera, atribuyó a la falta de contundencia la causa por la que no encontraron el gol y terminaron por caer en el marcador.

“Jugamos muy bien, tuvimos muchas llegadas y no la metimos. Tenemos argumentos para dar la vuelta. En el primer descuido que tuvimos ellos la metieron”, señaló el Piojo Herrera.

En cuanto al arbitraje a cargo de Jorge Pérez Durán, no quiso dejarlo por desaparecido, pues reclamó el penal y la anulación del gol.

“Sí queremos darle la vuelta hay que meter dos, ir a buscar el resultado. Nos anulan un gol, nos quitan un penal, tuvimos varias jugadas frente al arco y no la metemos, así es el fútbol, hay que meterla, poner a un equipo que siga haciendo lo de hoy, pero que sea contundente”.

Para el estratega de las Águilas, la cancha no fue desventaja, pues de acuerdo a él, eran locales en todos los factores en la cancha de La Corregidora.

“No puedo decir nada. La cancha estaba perfecta. Éramos locales en la tribuna, tampoco pasa por ahí. Es importante nuestro estadio, con nuestra gente, pero no tenemos culpa ninguno de los dos equipos. Fue algo ambiental y teníamos que acatar las órdenes del gobierno. No es pretexto”, concluyó.