MORELIA, Mich., 3 de julio de 2020.- Para este inicio del servicio de tranvías y altibus, periodistas y fotógrafos fueron invitados a realizar un recorrido. Por 40 minutos y a través de dos vehículos, los prestadores de servicio mostraron el recorrido histórico, en el cual se exhibe la historia y la cultura del Centro de Morelia.

Inicia en la plaza de armas y se hace en el altibus, un vehículo alto y grande con la parte de arriba descubierta que permite mirar desde otro ángulo la ciudad. El operador, Polo, sigue por la avenida Madero, mientras Salvador, el narrador, platica sobre la Catedral, sus características.

Después habla del ex Colegio Tridentino, actual Palacio de Gobierno; también de la casa de García Obeso, donde se hizo la conspiración de Valladolid en 1809. Se aprecia la panorámica de la antigua Calle Real, destaca la torre del templo de Las Monjas de Santo Domingo de Guzmán.

También habla sobre el edificio que alberga al Congreso del Estado, edificio que fue casa del primer intendente de Morelia José María Anzorena. Cuenta que fueron 84 años los que se tardaron en construir la Catedral, mientras el templo de la Santa Cruz fungió como catedral provisional.

Así continúa el recorrido. Del lado derecho se alcanzan a ver las torres del templo de San Francisco, y del lado izquierdo las de la parroquia de San José. Por la Calle Real, ahora avenida Madero, se puede ver
Museo de Dulce, el Palacio Federal. El altibus sigue por la avenida Madero hasta llegar a Las Tarascas y ahí pasa por un costado de la calzada Francisco San Miguel, atraviesa el inicio del Acueducto y sigue por la calzada Madero hasta donde era la antigua puerta a la ciudad.

Se llega al Puente del Virrey, el más antiguo de la ciudad y que sorteaba un cauce que ahora ya no se ve por el alcantarillado. Más adelante está la puerta de entrada a la ciudad, la garita, pero el vehículo turístico gira por la avenida Tata Vasco, bordeando el Centro Histórico. Pasa por el santuario de Guadalupe, no sin sortear algunos obstáculos como cables bajos que parecen una aventura para los pasajeros.

Aparece entonces el Jardín Morelos, con un monumento ecuestre de 1913 que muestra al héroe insurgente a caballo. El altibus después toma la avenida Acueducto y aparece el antiguo bosque de San Pedro ahora llamado bosque Cuauhtémoc, uno de los pulmones más importantes de la ciudad que albergaba casonas de campo para las familias acaudaladas, como la que actualmente ocupa el DIF estatal y otra más el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce.

El vehículo sigue por el Acueducto. A la vista está la casona donde actualmente se encuentra el UNAM Centro Cultural Morelia, donde se cuenta una de las leyendas más conocidas de la ciudad: la mano en la reja. Muy cerca de ahí están Las Tarascas otra vez, fuente que representa la abundancia y la felicidad de las tierras michoacanas. Ahí a un lado está el jardín Villalongín, antiguo jardín de las ánimas, dedicado al insurgente Manuel Villalongín. Ahí el autobús toma la calle de Aquiles Serdán.

Al inicio de la calle, del lado derecho la banqueta está alta. Salvador explica que es el viaducto que repartía el agua a las principales fuentes de la ciudad.

El pasado 18 de mayo, la capital Michoacana cumplió años, pero debido a la crisis sanitaria no se realizaron eventos públicos, sin embargo, nunca es tarde dice Salvador y recuerda que Morelia cumplió 479 años, casi cinco siglos con hechos muy importantes, y dos fechas muy importantes para la ciudad: su aniversario el 18 de mayo, y el 30 de septiembre, natalicio de José María Morelos.

El vehículo gira más adelante por la calle Álvaro Obregón, donde le cuesta un poco hacerlo por un auto mal estacionado en la esquina. Entonces se dirige hacia el templo de San José con su Jardín de la Reforma Agraria. Sus torres miden alrededor de 40 metros, son las segundas torres más altas después de la Catedral, y también es el punto más alto del Centro Histórico de Morelia.

El altibus gira entonces por la Calle del Trabajo para encontrarse de frente con el ex Convento del Carmen, que actualmente es la Casa de la Cultura de Morelia, donde hay una pequeña plaza con la figura del virrey de Mendoza. Después bordea por Morelos Norte para girar en Eduardo Ruiz y pasar frente a la plaza del Carmen.

Rodea por Benito Juárez y ahí se ve la Catedral de Morelia, toma enseguida la continuación de Eduardo Ruiz, pasando por el depósito donde se guardaban los materiales necesarios para la construcción de los templos y conventos.

Pasa por capillas, por la antigua central camionera y ahí gira por León Guzmán, para doblar más tarde en Santiago Tapia y pasar frente a Casa de Ejercicios Espirituales de los jesuitas, que actualmente son instalaciones de la Universidad Michoacana. A la izquierda está la iglesia de Santa Rosa de Lima la cual tiene gárgolas con forma de animales fantásticos. Ahí mismo está el jardín de Las Rosas con las figuras de Miguel de Cervantes y Vasco de Quiroga.

Gira después por Ignacio Zaragoza para llegar a la calle Melchor Ocampo y pasar por el teatro Ocampo. Remata en el Palacio Clavijero, sede del centro cultural con el mismo nombre, y ahí gira por la calle El Nigromante hasta la avenida Madero nuevamente. Pasa por la Biblioteca Pública Universitaria, la capilla principal de la orden jesuita, y por el Colegio de San Nicolás de Hidalgo, para llegar al primer cuadro donde cinco portales lo bordean: Matamoros, Hidalgo, Galeana, Allende y Aldama. Es el fin del recorrido.