URUAPAN, Mich., 14 de abril de 2019.- Un carnaval de colores, texturas y formas se despliega ante los ojos de quienes acuden a las plazas Mártires de Uruapan y Morelos, así como La Huatapera, en Uruapan, para presenciar el Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos.

Más de mil 300 artesanos exponen para su comercialización piezas que abarcan diferentes ramas de la artesanía, procedentes de todas las regiones de la entidad.

Así, las denominadas piñas de barro reluciente; las vajillas conformadas por tazas, tazones, jarras, vasos y platos; miniaturas que recrean frutas, vegetales, utensilios de cocina o alcancías con forma de cerditos; huanengos y mandiles bordados a mano; juguetes tradicionales, como marionetas, muñecas, juegos de mesa, camiones y automóviles; tallas en madera; barro negro en jarrones; guitarras y otros instrumentos de madera, se muestran en un festival de formas y estilos que revelan las tradiciones de sus comunidades de origen.

A un lado de las lonas donde se apilan las piezas, los creadores aguardan a los clientes, atienden las preguntas de los paseantes sobre el precio de alguna obra en especial y envuelven en papel períodico las adquisiciones de los paseantes.

Algunos regatean los precios, otros simplemente pagan sin más explicaciones los precios exigidos por las obras, sobre todo turistas internacionales, que sonríen ante la vista de las creaciones de los artesanos.

Aunque en las primeras horas de la tarde las plazas lucían semivacías, lo que era aprovechado por los expositores para acomodar su mercadería, poco después se hizo patente la dificultad para transitar por los pasillos conformados por los puestos instalados.

El Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos en Uruapan es el mayor en su género en América Latina y uno de los escaparates más importantes para los artesanos de la entidad, quienes no sólo acceden al turismo interesado en integrar a sus viviendas, oficinas o negocios alguna pieza, sino a los compradores mayores, propietarios de galerías o exposiciones.