MORELIA, Mich., 7 de julio de 2020.- El desarrollo del turismo en más de 300 comunidades indígenas de la cultura P’urhépecha, Náhuatl, Otomí, Mazahua y Matlatzinca, es una posibilidad de mejorar las condiciones de vida en los pueblos y comunidades indígenas, afirman los diputados de Morena, Antonio de Jesús Madriz y Alfredo Ramírez.

Sin embargo, la Ley de Turismo no establece una atención especial para las comunidades indígenas a pesar de la riqueza cultural que éstas representan, visible incluso a nivel internacional, como el reconocimiento que dio la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a la comida michoacana como patrimonio intangible de la humanidad.

Por ello, presentaron ante el pleno de la 74 Legislatura una iniciativa de ley para adicionar un artículo a la Ley de Turismo para poder aprovechar el potencial turístico de las comunidades indígenas, tanto en el aspecto cultural -la lengua, las tradiciones, la música y la comida-, como en la amplia existencia de ecosistemas que hay en las comunidades.

Los diputados de Morena plantearon que el turismo sustentable y alternativo se convierta en una importante fuente para el mejoramiento de la economía de las comunidades indígenas, siempre y cuando se elabore un programa turístico apegado a su realidad, para lo cual deben ser consultados.

También señalaron la falta capacitación directa y en su lengua nativa a todos los prestadores de servicios turísticos en las comunidades indígenas para mejorar la calidad de sus servicios, por lo que su iniciativa también incluye la obligación de ofrecer dicha capacitación.

La Secretaria de Turismo debe establecer programas y políticas públicas para promover, incentivar y difundir, en coordinación con los municipios y los pueblos y comunidades indígenas, los atractivos turísticos de los mismos, destacando su cultura, gastronomía, atractivos naturales, artesanías y tradiciones, obligación que se establece en la iniciativa.