¿MORELIA, Mich., 17 de marzo de 2018.- En esta temporada de Cuaresma, con el objetivo de evitar intoxicaciones por marea roja, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), exhorta a la población a no comprar, extraer ni consumir moluscos cuando se haya declarado veda sanitaria.

De acuerdo a un comunicado de prensa, a la multiplicación masiva o exagerada de algas nocivas en el mar, llamadas fitoplancton, que llegan a teñir el agua de color rojo, se le denomina marea roja.

Cuando se presenta este fenómeno, los moluscos bivalvos -como mejillones, almejas y ostiones, entre otros-, se contaminan con las toxinas de las algas, de manera que cuando son consumidos por los humanos se presenta una intoxicación.

Es por ello que la SSM, a través de la Coepris  vigila durante todo el año que no haya presencia de marea roja  -que desde 2004 no se ha registrado en Michoacán-, por lo que el consumo de moluscos bivalvos obtenidos de las playas estatales sí está permitido, pues no existe riesgo alguno para la salud, no así los de otros estados donde exista veda sanitaria.

La veda sanitaria es la prohibición temporal que las autoridades sanitarias establecen para la extracción, venta y consumo de moluscos en presencia del fenómeno de marea roja.

Los moluscos que pueden contaminarse con estas toxinas son los que tienen concha, como ostiones, almejas, mejillones, callo de hacha, callo de margarita, pata de cabra, pata de mula, tichindas y otros moluscos bivalvos, así como los caracoles de mar.

Aunque sean cocidos o se les agregue limón, a los moluscos no se les destruyen las toxinas, por lo que se corre el mismo riesgo de intoxicación.

Los síntomas que se pueden presentar al consumir moluscos contaminados con toxinas son hormigueo en los labios, lengua, boca y yema de los dedos, adormecimiento de piernas, brazos y cuello, falta de coordinación en músculos, dolor de cabeza, sensación de tener mucho sueño, incoherencia al hablar, así como diarrea, vómito, náuseas y dolor abdominal.

En caso de intoxicación se debe de acudir de inmediato al Centro de Salud más cercano e informar al médico sobre los alimentos que se hayan consumido.

Cuando existe marea roja se pueden comer con toda seguridad productos como pescados, jaiba, camarón o langosa, y evitar los moluscos bivalvos.

Para vigilar que no exista presencia en Michoacán de marea roja se toman muestras de agua de mar para ser analizadas en el Laboratorio Estatal de Salud Pública de Acapulco. Los resultados de las muestras tomadas han salido dentro de norma, es decir, sin concentraciones elevadas de saxitoxinas (sustancias tóxicas para el ser humano).