Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Dalia Villegas Moreno/Quadratín

Tras marcha de beisbolistas, se registró conato de bronca en Acueducto

Dalia Villegas Moreno/Quadratín
 
| 22 de septiembre de 2018 | 14:59
 A-
 A+

MORELIA Mich., 22 de septiembre de 2018.- Un conato de bronca se registró la tarde de este sábado durante una manifestación de beisbolistas, quienes agredieron a un conductor y su hijo, mismos que buscaban pasar por un costado del contingente conformado por 35 personas.

 

El contingente era integrado por miembros de la asociación Beisbol Morelia, que con una caminata anunciaba la inauguración de la Liga de Softbol. Alrededor de las 14 horas partieron desde Las Tarascas hacia el estadio Venustiano Carranza, bloqueando ambos carriles de la avenida acueducto en dirección Oriente.

 

Sin acompañamiento de seguridad, la pequeña muchedumbre generó caos vehicular, lo que atizó la molestia de los conductores. Motociclistas que lograban transitar les pedían que liberaran uno de los carriles.

 

A la altura de la 21 Zona Militar, el conductor de un vehículo Platino Blanco vio oportunidad de paso sobre el extremo derecho, y aceleró, lo que encendió la furia de los beisbolistas que portaban palos de bats propios del deporte que practican.

 

Enseguida se lanzaron sobre los tripulantes del vehículo; mientras recibía trompadas y cachetadas el copiloto gritaba: “soy menor de edad, soy menor de edad”, mientras que el chofer inútilmente se cubría el rostro para evitar los puñetazos.

 

Uno de los manifestantes tomó una roca que había entre los jardines aledaños y amagó, otro lanzó una patada sobre el espejo retrovisor derecho del Platino blanco, y derribó el espejo por completo; para ese momento el vehículo ya se veía rodeado de una docena que reprochaba la imprudencia del conductor que a su decir pudo atropellado a alguno de los marchitas.

 

Entre mentadas de madre los beisbolistas dejaron ir al conductor mientras que otros en la parte de atrás inútilmente les pedían liberar un carril; “ciérrense, ciérrense”, instruía el entrenador, hasta que finalmente llegaron a su destino, el estadio Venustiano Carranza, donde inauguraron la Liga de Softbol, un deporte hermano del beisbol que, según dijeron, busca fomentar la actividad deportiva, la convivencia familiar y el respeto.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales