MORELIA, Mich., 3 de septiembre de 2018.- El sistema judicial mexicano imperante ha dotado a los jueces de toda una serie de cánones locales e internacionales, de los derechos humanos aplicables y el control de constitucionalidad.

Así lo declaró el catedrático español, Francisco Javier Ezquiaga Ganuzas, minutos previos a impartir el taller especializado Motivación de la decisión judicial, claridad y simplificación de la sentencia, en las instalaciones del Poder Judicial de Michoacán.

Explicó el abogado y ex rector de la Universidad del País Vasco que “el nuevo sistema dotó a los jueces de una serie de herramientas como los Derechos Humanos aplicados, el control de constitucionalidad y los tratados internacionales sobre Derechos Humanos y que el juez puede aplicar cuando considera es necesario”.

Añadió Ezquiaga Ganzuas que “en este nuevo sistema implicaron nuevos cambios para entender la función jurisdiccional, y dentro de esos está la motivación de las sentencias, la cual tiene que comprenderse como algo distinto a como era en el sistema inquisitorio”.

Asimismo, sostuvo que esta nueva motivación de la sentencia misma está dirigida ya no solo a los abogados y a las partes procesales, sino que a toda la sociedad, por lo que debe ser clara y sintética para su mejor comprensión.