CIUDAD DE MÉXICO., 4 de agosto de 2016.- La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se mantiene atenta a la evolución de la tormenta tropical Earl, con el propósito de establecer acciones de emergencia para garantizar el abasto de alimentos en las zonas de mayor pobreza y de alta vulnerabilidad, en los estados afectados por el fenómeno natural.

Según un comunicado de prensa, por instrucciones del secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, el director general de Diconsa, Juan Manuel Valle Pereña, mantiene un monitoreo permanente de las regiones afectadas por el paso de Earl, a fin de establecer las medidas necesarias para que no se interrumpa el abasto de productos de primera necesidad que distribuye en zonas marginadas.

Valle Pereña explicó que las localidades asentadas en la Península de Yucatán, incluso las de difícil acceso, cuentan con el abasto garantizado de Diconsa, que apoya a la población con el suministro de alimentos suficientes, así como otros artículos de primera necesidad, a través de 3 almacenes centrales, 13 rurales y una reserva de comestibles de 2 mil 916 toneladas.

Mencionó que Diconsa apoyará en el abasto de alimentos y ratifica su compromiso de ayudar a las autoridades municipales, estatales o al gobierno federal con insumos y despensas.

“Cuando se presentan circunstancias por fenómenos meteorológicos y resulta dañada alguna comunidad y directamente su población, se requiere que el Gobierno de la República implemente medidas de intervención directas, oportunas y eficaces, para ayudar a los mexicanos que requieran insumos para su subsistencia”, añadió el titular de la Distribuidora.

En Yucatán, Quintana Roo y Campeche, personal de la Sucursal Peninsular Diconsa mantiene estrecha comunicación con autoridades de Protección Civil a fin de prevenir y reducir riesgos por posibles contingencias.

Esta sucursal cuenta con personal suficiente y capacitado para armar hasta 15 mil despensas en 24 horas, lo que permite abastecer también a los albergues estatales a través de 84 vehículos de carga, 19 unidades móviles y una lancha para el suministro de 13 almacenes rurales y mil 467 tiendas comunitarias, enclavadas en zonas de alta y muy alta marginación.

En el caso específico de Yucatán se tienen 6 tráileres con volumen de 27 toneladas de capacidad, 29 vehículos de carga y 7 unidades móviles, así como un almacén central y 7 almacenes rurales que pueden realizar las despensas necesarias ante una posible emergencia.

En Chetumal, Quintana Roo, la Unidad Operativa mantiene una importante reserva de alimentos con alto valor nutricional y artículos de limpieza que se dispersa con 26 unidades de carga, para surtir a 344 tiendas comunitarias que dan cobertura a 302 localidades.

En tanto, Campeche, además de una considerable dotación de víveres para ayudar a quien lo necesite, se apoya en la experiencia de operadores calificados para trasladar la mercancía a zonas afectadas con 25 vehículos de carga, 6 unidades móviles y una lancha. Actualmente, Diconsa abastece en el estado a 396 tiendas comunitarias.