MORELIA, Mich., 12 de julio de 2019.- Alrededor de 50 casos de centros laborales en México sancionados por irregularidades en la aplicación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro han sido detectados, a siete meses del arranque de la iniciativa, señaló Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Expresó que, principalmente organizaciones de la sociedad civil han sido dadas de baja del padrón de mentores de Jóvenes Construyendo el Futuro, por  problemáticas como pedir a los beneficiarios la entrega de una fracción de la beca que reciben del gobierno federal, establecida en tres mil 600 pesos mensuales, para solventar costos de las expresas o asociaciones, como el arrendamiento.

Alcalde Luján mencionó que estos casos no se consideran relevantes, que que corresponden al 0.033 por ciento del padrón de mentores, 150 mil, en el país.

Agregó que, pese a las quejas vertidas en redes sociales sobre presuntos despidos de empleados para permitir el ingreso de becarios, no se tienen registros de esta práctica, como lo constata el análisis de los números de afiliados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La titular de la STPS manifestó que la instancia lleva a cabo evaluaciones mensuales de tutores y aprendices, además de disponer de inspectores, recorridos y canales de comunicación para el reporte de irregularidades y anomalías.

“Hemos tenido algunas denuncias, no son relevantes, de mentores que piden a los aprendices una parte de su beca para cooperar para la renta o algo por el estilo; eso no se vale en el programa, la beca es de quien la trabaja, para que puedan salir adelante”, insistió.

Respecto de comportamientos inapropiados de los beneficiarios, Alcalde Luján detalló que estos cuentan con hasta dos oportunidades para elegir un centro laboral, por lo que “si no se sienten bien en el que eligieron, pueden cambiar a otro, sin afectación a su calidad de becario”.

En situación similar se encuentran los aprendices reportados por las empresas y organizaciones como faltistas o desinteresados, ya que pueden ser dados de baja del centro laboral y tener una segunda oportunidad de mejora su desempeño o perder el apoyo de forma definitiva, sin especificar la cifra de jóvenes que han incurrido en estas situaciones.

Sin embargo, indicó que ante irregularidades o actos de simulación, la STPS está en posibilidad de recibir las denunciar pertinentes.

Luida María Alcalde aseveró que Jóvenes Construyendo el Futuro, programa federal que beca hasta por un año a jóvenes que no estudian o trabajan, así como a egresados de programas académicos que no se han colocado en el mercado laboral por falta de experiencia profesional, “va muy bien”, con el respaldo del sector empresarial, que, en el estado y el país “se ha portado de primera y ha recibido a los aprendices”.

Las entidades del centro y sureste de México han tenido una mejor aceptación de la iniciativa, en comparación con el norte, aunque “lo fundamental es que ningún joven se nos quede sin estudiar o trabajar por falta de oportunidades”.