Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Un muerto y un lesionado deja ataque a balazos en Uruapan Leer más
x
Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x

Renovación del PRD, sin gatopardismos ni simulaciones: Toño Soto

Juan Pacheco/Quadratín
 
| 11 de octubre de 2018 | 21:15
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 11 de octubre de 2018.- Para el PRD no hay más que de dos sopas: renovarse o renovarse.
Sin gatopardismos, sin simulaciones.
“El cambio tiene que ser a fondo. No solo de forma”, calcula el dirigente estatal perredista, Antonio Soto Sánchez.
El exsenador afirma que el PRD aún se mantiene como la alternativa de izquierda real, con programa y proyecto. Pero también reconoce que se mantienen los vicios, los yerros que concluyeron con la dolorosa derrota del pasado primero de julio
“Nos alejamos de la base. De los principios que nos dieron origen. Privilegiamos el acuerdo cupular, la negociación con las tribus. Dejamos de ser demócratas hacia adentro”, reconsidera.
En en el estudio de Quadratín, Soto Sánchez dice que sí hay tiempos fatales para el partido.
El próximo 20 de noviembre se tejerá su futuro, se diseñará el nuevo traje del partido, en el marco del Consejo Nacional del PRD.
No se sabe si con el mismo nombre, pero sí con la misma aspiración de hace 30 años: la democratización del país, la cerrazón al autoritarismo gubernamental y la justicia para los mexicanos.
“Necesitamos posicionarnos como una izquierda progresistas frente a una izquierda autoritaria y populista que prometió mucho y no va a poder cumplir los compromisos con el país”, indicó.
Señala que hoy, solamente Michoacán es el único punto pintado de amarillo en el país.
La elección del pasado mes de julio, les enseño de que están hechos: de los 7 millones de militantes empadronados, solo 2.9 millones de ellos votaron por una opción perredista. El resto cambio bandera.
Pese a ello, el exdiputado local defiende el proyecto  y confirma que Morena es un movimiento amorfo, sustentado en un fuerte liderazgo de un perfil carismático, pero sin una estructura institucional, ninguna orientación programática definida ni un proyecto de nación claro
“Fue un voto de hartazgo hacia los partidos políticos. Hacia los políticos tradicionales; hacia un régimen caduco”.
Pero en ello, el perredista también se ve riesgos.
Dice que la falta de inexperiencia llevas a Morena a un desgaste natural en el corto plazo
“Prometieron mucho. Y no lo van a poder cumplir”, avizora.
Soberanía alimentaria, reducción de los costos en gasolina y luz, otorgamiento de millones de pesos en apoyo a grupos vulnerables, son solo algunas de la larga lista de promesas del tabsqueño.
Vendrá, advirtió, un desencanto con la sociedad. Y ahí, entrarán los partidos políticos para jugar un papel determinante en el esquema nacional.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales