JIQUILPAN, Mich., 03 de febrero de 2018.- José Clemente Covarrubias Castillo presidente municipal expuso que Jiquilpan es cuna de importantes hombres no solo en el ámbito de la política sino en la creatividad, como es el caso del artista Feliciano Béjar Moncada, a quien se le realizó un homenaje en su décimo primer aniversario luctuoso en las instalaciones del museo que lleva su nombre.

La vida de Béjar Moncada dijo es un ejemplo para los mexicanos; un hombre que incursionó en la en la pintura, dibujo, grabado y escultura, en todas estas disciplinas con un destacado talento que supo combinar con su humanismo, pues en su tiempo también fue innovador en el uso de materiales reciclados para sus esculturas que hoy tienen un lugar destacado en el mundo.

Afortunadamente para nosotros expuso, las obras y el legado de este singular Jiquilpense se encuentran aquí en su tierra de origen y se ha creado la casa Museo, para el disfrute de nuestros visitantes y desde luego los propios Jiquilpenses, “en breve se abrirá otro espacio en donde fue la casa de los Béjar que también será un importante baluarte de la cultura , pues desde sus instalaciones continuarán generando actividades culturales, a través de la fundación que lleva el nombre del ilustre Jiquilpense”

De esta manera el edil refrendo el apoyo de su administración a la fundación Feliciano Bejar y las actividades culturales que realiza, “desde ahí nació el festival de las almas por ejemplo, que nos hay dejado grandes satisfacciones y beneficios, además de que funcionan como una pequeña casa de la cultura, donde además de las exposiciones permanentes, también hay otras de singular importancia, de tal manera que son un activo muy importante en el fomento y desarrollo de la cultura”.

Con estas palabras Covarrubias Castillo, dejó claro su respeto por la ley, toda vez que en algún momento existió una controversia en cuanto a la apertura de una entrada de las nuevas instalaciones con el párroco de la iglesia que colinda con la casa que pertenece a los Béjar y que actualmente se rehabilita para ser una extensión cultural de la casa museo Feliciano Béjar.