CIUDAD DE MÉXICO, 1 de septiembre de 2019.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, aceptó que en estos nueve meses de la administración del Poder Ejecutivo no ha tenido buenos resultados en su estrategia para disminuir la incidencia delictiva en el país, por lo que continuará trabajando para regresar la tranquilidad y la paz a México: “No tengo derecho a fallar”.

En su primer Informe de Gobierno al Pueblo de México, López Obrador detalló que diariamente se reúne con su Gabinete de seguridad, para analizar la situación del país y plantear las estrategias para acabar con la violencia en el país.

Seguir leyendo en Quadratín México